Quantcast

La Real ante el Huesca, sin 4 jugadores básicos, quiere olvidar los empates

San Sebastián, 22 nov (EFE).- La Real Sociedad tiene una cita determinante para su futuro inmediato en la Segunda División, con la visita de un Huesca solvente que pondrá a prueba la debilidad en Anoeta de los donostiarras, que no han ganado ninguno de sus últimos cuatro encuentros en su feudo.

La Real es el conjunto que más empates ha obtenido de Primera y Segunda en lo que va de Liga lo que hace que, a pesar de ser difícil de ganar como reconocía ayer Juan Manuel Lillo, se haya atascado en la zona media de la tabla y tenga su objetivo del ascenso un poco alejado.

Un triunfo ante el Huesca aclararía la situación clasificatoria de los guipuzcoanos porque en otro caso tocará mirar hacia abajo y pelear de momento por alejarse de la zona de descenso, que está a igual distancia que la tercera plaza.

Lillo tiene muchas bajas para este partido, ya que sigue sin poder contar con Xabi Prieto y Gorka Elustondo, ha perdido para toda la temporada a su goleador Iñigo Díaz de Cerio y esta semana se han lesionado el defensa Boukary Dramé y el centrocampista Sergio, bajas para el próximo mes.

El técnico guipuzcoano podría apostar por un equipo muy ambicioso, con vocación ofensiva y tres únicos defensas, mientras que en ataque suspira porque el turco Necati Ates vuelva por sus fueros goleadores ya que esta temporada no ha marcador todavía. EFE

cr