Quantcast

El Arrate aparca la crisis para intentar hacer historia ante el Kolubara

Eibar (Guipúzcoa), 22 nov (EFE).- El Arrate dejará mañana de lado la importante crisis económica que compromete su futuro en la élite del balonmano y se volcará en superar su primera eliminatoria europea a costa del Kolubara Lazarevac, un rival al que ya venció 28-31 hace una semana en Serbia.

El pase a los octavos de final de la Copa EHF parece al alcance de los guipuzcoanos, porque en el partido de ida se mostraron muy superiores y sólo en el tramo final vieron recortada una renta que llegó a ser de siete goles.

Además, tanto en ese encuentro como en el celebrado posteriormente contra el Octavio Pilotes Posada, ya en la Liga Asobal, los discípulos de Julián Ruiz demostraron una considerable mejoría en ataque, en ambos casos con destacadas actuaciones del polaco Mariusz Jurkiewicz.

Aún así, el técnico albiazul recela del adversario y advierte de que el Kolubara es "mejor equipo de lo que algunos pueden pensar", por lo que deberán afrontar el envite muy en guardia para no tener sorpresas.

Julián Ruiz quiere evitar un exceso de relajación de los suyos y apela al apoyo de la afición de Eibar en una jornada histórica, porque será el primer partido internacional en el polideportivo Ipurúa, pero que coincide con un momento especialmente difícil.

De hecho, llega dos días después de hacerse público un comunicado en el que jugadores, técnicos y cuerpo médico denunciaron las importantes deudas contraídas con ellos por parte del club, contra el que además podrían emprender próximamente acciones legales.

"Es un partido importante para nosotros y hay que estar concentrados para sacarlo adelante", sostiene el capitán del Arrate, Dalibor Cutura, consciente de que sus compatriotas no se darán por vencidos de antemano y disponen además de jugadores cualificados como Jovanovic, Nenadic o el pivote Mitrovic. EFE

jr/cgc