Quantcast

La UEx utiliza sistema fotográfico para evaluar a los depredadores medianos

Mérida, 22 nov (EFE).- El grupo de investigación en Recursos Cinegéticos y Biodiversidad de la Universidad de Extremadura (UEx) desarrolla un novedoso sistema de recuento y análisis de los depredadores medianos terrestres de la región, consistente en la captura fotográfica de los ejemplares, denominado "trampeo fotográfico".

En declaraciones a Efe, el director del grupo de investigación, Sebastián Hidalgo, ha explicado que se trata del mismo mecanismo utilizado para evaluar el estado de las poblaciones de lince ibérico y permite efectuar un rastreo global de todas las especies de hábitos depredadores de Extremadura.

El estudio se realiza sobre una superficie de prospección de 14.000 kilómetros cuadrados, que representa el territorio extremeño con una mejor conservación de estas especies animales, y nace a petición de la Junta, que lo encargó hace seis años.

Gracias a la herramienta de identificación, se ha podido demostrar que el estado de salud los medianos depredadores y la abundancia ejemplares es satisfactorio y que, mientras más al norte, mejor conservadas están las poblaciones.

Hasta ahora, según el profesor de la UEx, los estudios sobre depredadores en España se basaban en elementos intangibles, como la identificación de huellas y excrementos, y la nueva herramienta incorpora material fotográfico capaz de identificar el índice de diversidad de las poblaciones y la abundancia por zonas.

De este modo, ha explicado Hidalgo, se puede obtener información detallada sobre el estado de las poblaciones de zorros, gatos monteses, tejones, nutrias, jinetas, garduñas y comadrejas, entre otros depredadores.

Hidalgo, que también es profesor del departamento de Anatomía, Biología Celular y Zoología de la universidad extremeña, ha explicado que el estudio participan veterinarios y biólogos especializados y se basa en la atracción de los animales hasta un cebo, situado sobre una placa.

Cuando el animal pisa la placa, el "trampeo fotográfico" recoge una imagen fotográfica captada por una cámara analógica, para lo que se mantienen instaladas, de manera permanente, hasta 300 estaciones de trampeo en todo el territorio que permanecen en el mismo lugar durante al menos un mes.

En las estaciones de trampeo se instalan restos de carne y orina de lince europeo para atraer a los animales hasta la placa, que ha sido perfeccionada por los investigadores extremeños para que sólo capte la presencia de los depredadores de más de un kilogramo de peso.

Con todo ello, se han obtenido datos esenciales para conocer con exactitud la estructura y fisiología de cada especie autóctona, el tipo de ambiente en que viven y los factores físicos y biológicos que les influyen. EFE

jcd/fap/ero