Quantcast

Gadafi y Fernández instan a reforzar alianza Sur-Sur en "momentos difíciles"

Trípoli, 22 nov (EFE).- La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y el líder libio, Muamar el Gadafi, instaron hoy en Trípoli a profundizar en las relaciones Sur-Sur y fortalecer la alianza África-Latinoamérica para "equilibrar" el orden internacional en los "tiempos difíciles" que se avecinan.

Durante una cena ofrecida por el líder libio a la delegación argentina en el complejo de Bab El Ezeia, Fernández subrayó que la visita argentina a cuatro países del norte de África tuvo por objetivo "aunar esfuerzos como instrumentos que ayuden a construir un futuro mejor".

"Esta alianza del sur no presupone enfrentar a nadie, al contrario, es simplemente contribuir a ese equilibrio y esa armonía que se han perdido", afirmó.

La presidenta agradeció la cálida bienvenida del líder libio, a quien se refirió como "Muamar", y recordó que éste fue uno de los primeros mandatarios que le llamó cuando asumió la máxima jefatura del país para ofrecerle su colaboración.

"Vamos a atravesar momentos difíciles y es necesario articular esfuerzos, aunar recursos y sumar voluntades entre aquellos que creemos que debe existir una sociedad más justa y equitativa", recalcó.

Por su parte, el líder libio, que se dirigió a la presidenta como "querida" y "admirada amiga", destacó la importancia de Argentina para la unión de Latinoamérica y el papel que puede jugar este país para profundizar el "frente común entre África y el subcontinente americano".

Gadafi advirtió de que la existencia de un "vacío" en Latinoamérica podría "originar intervenciones exteriores en los asuntos del continente, tal como sucede en África", y abogó porque la unión latinoamericana elimine estos "vacíos" para evitarlo.

"Vamos a trabajar juntos con Argentina para que haya un verdadero acercamiento entre África y Latinoamérica", dijo el líder libio, y añadió que pronto verá de nuevo a Fernández, en referencia a su posible presencia en la cumbre entre ambos continentes prevista en Caracas en el primer trimestre de 2009, en lo que sería su primera visita a la zona.

Asimismo, subrayó que la visita de la presidenta argentina a Libia ha supuesto "una gran oportunidad para reforzar las relaciones bilaterales".

Tras la cena, el líder libio condujo a la presidenta argentina hasta su vivienda y le presentó a su familia, algo muy poco habitual durante la visita de presidentes extranjeros al país magrebí.

Ambos mandatarios mantuvieron esta tarde una primera entrevista en el Complejo Bab El Ezeia, en la que abordaron la situación internacional y la cooperación bilateral en sectores como la tecnología nuclear, la agricultura, la energía y los intercambios comerciales. EFE

fa-jg/may