Quantcast

Ex comisario se suicida ante la mirada de gendarmes para evitar ser detenido

Buenos Aires, 21 nov (EFE).- Un ex comisario acusado de violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura argentina se suicidó hoy, cuando efectivos de la Gendarmería intentaban cumplir con una orden judicial de captura.

El ex comisario Mario Ferreyra se subió al tanque de agua de su vivienda, situada en la provincia de Tucumán, y se disparó un balazo en la cabeza ante la mirada de los gendarmes, para evitar ser detenido, informaron fuentes policiales.

El ex efectivo, conocido como "Malevo" Ferreyra, murió poco después de ingresar a un hospital de la zona al que había sido trasladado.

Ferreyra estaba acusado por violaciones a los derechos humanos cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en el ex Arsenal Miguel de Azcuénaga, durante la última dictadura militar (1976-1983).

El ex comisario había sido condenado en 1993 a cadena perpetua por un triple homicidio, ocurrido en 1991, cuando se encontraba al frente de la Brigada de Investigaciones de la policía de Tucumán.

Pero en 1998, la Justicia argentina le había otorgado la libertad condicional. EFE

ms/may