Quantcast

La cinta rusa "Wild Field" primer premio del Festival de Cine de Estoril

Estoril (Portugal), 21 nov (EFE).- La película rusa "Wild Field", de Mikhail Kalatozishvili, ganó hoy el primer premio del Festival de Cine de Estoril, que ha homenajeado este años a los cineastas Bernardo Bertolucci, Tim Burton, Luis Buñuel y al actor Paul Newman.

De los 14 filmes a concurso, las arriesgadas películas españolas "El Brau Blau", de Daniel Villamediana, y "El cants dells ocells", de Albert Serra, aspirantes a dar la sorpresa, según la crítica, se fueron con las manos vacías de Estoril, localidad costera a 25 kilómetros de Lisboa, donde se celebra el festival.

El segundo premio del festival recayó en la sueca "Involuntary", de Ruben Ostlund, y la rumana "Hooked", de Adrian Sitaru, y el tercero fue para otra producción rusa, "Shultes", de Bakur Bakuradze.

Los galardones fueron anunciados en una gala de la que fue madrina la actriz francesa Isabelle Huppert y a la que asistieron, entre otras, personalidades de la cultura y la sociedad local, y directores y actores de las 14 películas que participaban en la sección de concurso.

La ganadora 'Wild Field', que obtuvo los 20.000 euros (25.160 dólares) de la distinción, es una de las producciones que impactó más al público y al jurado del Festival de Estoril, y ya fue señalada por la crítica como uno de los filmes que podían causar sensación.

La obra de Mikheil Kalatozishvili ofrece una sólida trama en la que un joven médico que vive en la árida y desolada estepa rusa verá alterada su vida por un inesperado acontecimiento.

Kalatozishvili, nacido en 1959 en Tbilisi (Georgia, antigua URSS), es autor de filmes como "Mysteries" (2000) y "The Beloved" (1991), éste último candidato a Oso de Oro del festival de Berlín, y el galardón en Estoril supone un reconocimiento a su poco conocida trayectoria.

El premio del año pasado, cuando se celebró la primera edición del festival, fue para 'Tussenstand', del holandés Mijke de Jong.

El director artístico del festival, el productor luso Paulo Branco, fue el encargado de divulgar los ganadores y calificó la cita como "un éxito" , cuya reedición espera que se repita el año que viene.

Branco, además, se mostró satisfecho por la afluencia de público, que, según sus datos, alcanzó los 20.000 espectadores durante los ocho días de certamen, 15.000 más que la edición anterior.

El jurado lo formaron este año destacadas figuras de la cultura como el escritor y director estadounidense Paul Auster, la actriz francesa Catherine Deneuve; el Premio Nobel de Literatura 2003, el sudafricano John M. Coetzee; la escultora española Cristina Iglesias o el artista luso Juliao Sarmento.

El certamen, que arrancó el pasado viernes, concluye oficialmente este sábado con la proyección del segundo y tercer premio del festival y un acto de tributo al estadounidense Tim Burton, con la exhibición de "Vincet Frankenweenie & The Nightmare before Christmas" y "The Planet of the Apes".

Tras rendir tributo en su primera edición al cineasta español Pedro Almodóvar, Estoril se rindió este año al director italiano Bernardo Bertolucci, que asistió a la inauguración en silla de ruedas.

El genial realizador español Luis Buñuel (1900-1983) fue recordado con un documental sobre su vida, "El último guión", de los españoles Gaizka Urresti y Javier Espada, y una exposición de fotos que el director aragonés captó cuando rodaba en México y que fue inaugurada por la musa del cine francés Catherine Deneuve.

Entre otras personalidades, acudieron al festival el actor estadounidense Michael Pitt y el francés Louis Garrel, que protagonizaron el filme de Bertolucci "Soñadores" (2003).

Ambos homenajearon con su presencia al realizaron italiano, del que el certamen exhibió varias obras como sus aclamadas "El último tango en París" (1972) y "El último emperador" (1987).

También visitaron la muestra lusa el director británico Stephen Frears y el polaco Jerzy Skolimowski, entre otros.

Fuera del programa, el festival se asomó además al arte contemporáneo con una muestra de fotografías del francés François-Marie Banier. EFE

atc/ecs/may