Quantcast

La erupción del Nevado del Huila causa avalanchas que derribaron puentes

Bogotá, 21 nov (EFE).- La erupción del volcán Nevado del Huila, causó avalanchas en ríos del suroeste de Colombia que destruyeron cinco puentes y dañaron carreteras de las regiones del Huila y Cauca, pero gracias a la rápida evacuación de los habitantes no hubo víctimas, informaron hoy organismos oficiales.

El Nevado del Huila, de 5.643 metros y uno de los 15 volcanes activos de Colombia, emitió el jueves en la noche dos densas columnas de humo y cenizas, al tiempo que ocasionó derrumbes que incrementaron el cauce del río Paez, en su manifestación eruptiva más grave en catorce años.

Este mismo río se desbordó el 6 de junio de 1994 después de un temblor y esa vez hubo más de 1.000 muertos y graves pérdidas para la economía de la región y los asentamientos de los aborígenes del Cauca.

Tras la erupción de anoche, el Paez creció y arrasó con puentes y carreteras, dejando aislados pueblos del Huila y el Cauca, situados a unos 500 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Aunque no se ha descartado que pueda haber víctimas de lugares remotos que están incomunicados, el presidente Álvaro Uribe manifestó tras visitar la región y sobrevolar la zona, que no se han tenido informes de que fuera así.

No se ha ofrecido una cifra oficial de damnificados, pero el presidente dijo que hasta el momento se sabe de 20 viviendas destruidas.

Uribe destacó los mecanismos de prevención y declaró que las autoridades técnicas y de protección civil le han dicho que "todo estaba funcionando y operó a tiempo".

"En la noche anterior, cuando se presentó la erupción, todo los sistemas funcionaron perfectamente: los sismógrafos, las alarmas oportunas, las radiocomunicaciones, la instrucción para que la ciudadanía hiciera la evacuación, los corredores de evacuación", dijo.

Uribe también anunció que se agilizará la reconstrucción de puentes y viviendas destruidas por las avalanchas.

Además, ordenó a la Fuerza Aérea establecer puentes aéreos con base en Neiva (capital de Huila) y Popayán (capital del Cauca), para el transporte de personas y ayudas humanitarias.

La Dirección de Prevención y Atención de Desastres del Ministerio del Interior informó de que tan pronto tuvo conocimiento de la intensidad de la actividad sísmica en el volcán logró trasladar rápidamente las familias que habitan en la cabecera municipal de Belalcázar (Cauca), a dos albergues.

Mientras tanto en el Huila las autoridades evacuaron a tiempo a más de 500 personas de Nátaga, Tesalia, Paicol y La Plata.

El Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas, estatal) indicó que "se "confirmó la generación de un flujo de lodo que se encauzó por el río Paez, afectando la infraestructura vial de la región, de acuerdo con reportes recibidos de los pobladores de la zona de influencia".

No obstante, la subdirectora de Ingeominas, Marta Calvache, declaró que "en las últimas horas ha disminuido de forma importante la actividad del volcán, aunque todavía hay sismos pequeños".

Agregó que "por ahora se mantienen la observación y la alerta roja".

Colombia adoptó el sistema de prevención a finales de la década de 1980, como resultado de la tragedia del volcán Nevado del Ruiz, que en noviembre 1985 sepultó a la ciudad de Amero y ocasionó alrededor de 23.000 muertos. EFE

gta/vv

(con fotografía)