Quantcast

Nicaragua satisfecha por el rechazo de una moción de EEUU sobre los comicios

Managua, 21 nov (EFE).- El Gobierno de Nicaragua celebró hoy que no se aprobara un proyecto de resolución presentado por Estados Unidos en la OEA sobre los comicios municipales nicaragüenses que sugería la revisión de los resultados de las recientes elecciones.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua resaltó que el "proyecto de resolución intervencionista" propuesto por Washington, sobre "gobernabilidad y democracia" en Nicaragua, "no fue aprobado" en la sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) celebrada ayer.

Esa moción estaba centrada en una resolución pacífica del actual conflicto postelectoral en Nicaragua y le pedía al secretario general de ese organismo, José Miguel Insulza, que analice con el Gobierno de Nicaragua y otros sectores políticos posibles iniciativas para la revisión de los resultados de las elecciones.

Ni esta resolución ni otra presentada por Nicaragua obtuvieron los apoyos necesarios para prosperar.

El enfrentamiento diplomático entre Managua y Washington se centra en las elecciones municipales del 9 de noviembre en Nicaragua, cuyos resultados oficiales, que otorgan el triunfo al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en 105 de las 146 ayuntamientos en disputa, son rechazados por la oposición liberal, que denuncia presuntas irregularidades.

Sobre el fracaso de la resolución nicaragüense, la cancillería consideró que, no obstante, que se logró plantear ante el órgano hemisférico las supuestas injerencias de EEUU en sus asuntos internos.

Para Managua, recalcó la cancillería, la "justa demanda" presentada en su proyecto de resolución "de reafirmar el respeto a la soberanía nicaragüense y sus instituciones, mereció la participación y reconocimiento de la mayoría" de los Estados miembros de la OEA.

Además, consideró que la respuesta de Insulza ante el pleno del Consejo Permanente, tras acusarlo de "extralimitarse en sus funciones", fue en un tono "conciliador".

Sin embargo, Nicaragua anunció que "se reservó el derecho" de volver a presentar en una próxima sesión del Consejo Permanente su moción.

En ella, se instaba al Gobierno estadounidense "a no utilizar la presión económica y se abstenga de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza en contra del Estado nicaragüense" y se le acusaba de hacer "causa común" con Insulza para deslegitimar las elecciones municipales y "derrocar" al Gobierno de Daniel Ortega.EFE

lfp/fm/rsm/pa/pdp