Quantcast

El Papa estudia cambiar el rito de la paz en la misa y ponerlo en ofertorio

Ciudad del Vaticano, 21 nov (EFE).- Benedicto XVI ha pedido a las Conferencias episcopales su opinión para cambiar el rito del intercambio de la paz durante la misa y colocarlo durante el ofertorio, con el objetivo de crear un clima de recogimiento mientras los fieles se preparan para la comunión.

Así lo ha asegurado el cardenal africano Francis Arinze, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en declaraciones al diario vaticano L'Osservatore Romano", en las que se refirió también a las tres fórmulas aprobadas que se pueden añadir al tradicional "podéis ir en paz", con el que concluye la misa.

Hasta ahora el rito de la paz se celebra tras el rezo del Padrenuestro y antes del Cordero de Dios.

Arinze manifestó al diario vespertino de la Santa Sede que muchas veces "no se comprende" el pleno significado de ese gesto.

"Se piensa que es una ocasión para estrechar la mano de los amigos. Por el contrario es una manera para decir a quien está a tu lado que la paz de Cristo, presente realmente en el altar, está también con todos los hombres", afirmó el cardenal.

Algunos grupos cristianos ya han cambiado ese momento, pasando el rito del intercambio de la paz antes de la Consagración, alegando que no se puede realizar el ritual de la Eucaristía sin estar los fieles en paz.

Sobre el "Ite missa est", es decir "la misa ha acabado, podéis ir en paz", el pasado 13 de octubre Arinze dijo durante el Sínodo de obispos que se celebró en el Vaticano que en la tercera edición del Misal Romano ya se incluían las tres fórmulas que se pueden añadir al tradicional "podéis ir en paz".

Las tres frases que se pueden añadir -el oficiante elegirá la que más le guste- son "ir a anunciar el Evangelio del Señor" (Ite ad Evangelium Domini Annuntiandum), "ir en paz glorificando al Señor con vuestra vida" (Ite in pace glorificando vita vestra Dominum) o "vayan en paz, aleluya, aleluya" (Ite in pace).

Arinze contó en la XII Asamblea del Sínodo, que tuvo como lema "La Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia", que desde diferentes partes de la Iglesia se había propuesto cambiar la frase final de la misa, ya que daba la impresión de que concluía con frialdad, como si hubiera prisa por acabarla y sin espíritu misionero.

Se presentaron 72 sugerencias, de las que se redactaron nueve, que fueron enviadas al papa Benedicto XVI, que eligió las tres que se incluyen en el Misal Romano. EFE

JL/ir