Quantcast

LAB denuncia que más de 250 empleos están amenazados en Amorebieta

Amorebieta (Vizcaya), 21 nov (EFE).- Representantes del sindicato LAB han censurado hoy que la respuesta dada por los empresarios a la actual crisis económica se ha traducido en la extinción o la amenaza de desaparición de más de 250 puestos de trabajo en distintas empresas de Amorebieta.

En una rueda de prensa ofrecida hoy en la sede de este sindicato en Amorebieta, Oier Pérez, representante de Organización de LAB en la comarca vizcaína del Duranguesado, ha lamentado que los empresarios aprovechen la actual coyuntura para lograr "lo que no pudieron hacer con la negociación colectiva" y reducir plantilla o desmejorar condiciones laborales.

Junto a representantes de LAB en el sector del metal y de químicas en el Duranguesado, Oier Pérez ha explicado que la crisis se ha dejado notar de una forma especialmente grave en Amorebieta.

Al reciente anuncio del cierre de la planta del grupo Sarriopapel, que dejará en la calle a 53 personas, se han unido la amenaza de Alcoa de amortizar 104 puestos.

También ha recordado los 66 empleos que se han perdido en los últimos meses en la empresa Forging Products de esta localidad tras un plan de amortización, ya consumado.

Además, la planta de Camelot 96, que había presentado un expediente de extinción para echar a la calle a 40 personas, ha accedido, de momento, a no ejecutar despidos y a iniciar un expediente de suspensión, que durante tres meses afectará a toda la plantilla de 123 empleados.

Oier Pérez ha destacado que estas empresas son compañías en las que LAB tiene delegados, si bien ha apuntado que existen muchos pequeños talleres en la comarca, en los que no existe comité, y en los que la crisis se ha traducido también en el despido de trabajadores.

El representante de LAB, sindicato que el día 28 organizará en Durango una manifestación para denunciar esta situación, ha reconocido que la crisis está afectando realmente a muchas empresas, pero ha criticado que otros empresarios "aprovechen la coyuntura" pese a mantener sus beneficios.

Ha puesto como ejemplo a la compañía Bruss Juntas Técnicas de Durango, que ha presentado un expediente de suspensión, pese a que hasta octubre la planta obtuvo un beneficio de 1,8 millones de euros. EFE

es