Quantcast

Ministro propone enmienda constitucional para desbloquear ley de espionaje

Berlín, 21 nov (EFE).- El ministro alemán del Interior, Wolfgang Schäuble, propuso hoy una enmienda a la Constitución para impedir el bloqueo en la cámara alta (Bundesrat) de la ley que autoriza a la Policía de lo Criminal (BKA) las escuchas, vigilancia con cámaras de vídeo y espionaje online de ordenadores privados.

Schäuble lanzó esta iniciativa al término de la conferencia de titulares de Interior del Gobierno federal y los "laender" -estados federados-, ante la evidencia de que esa ley no logrará la ratificación de la cámara de representación territorial.

La normativa fue aprobada hace una semana por la cámara baja (Bundestag) con los votos de la gran coalición de la canciller Angela Merkel, formada por cristianodemócratas y socialdemócratas, y el rechazo cerrado de la oposición, integrada por liberales, verdes y el partido La Izquierda.

El propósito de la ley es convertir al BKA, un cuerpo formado por 5.500 agentes, en un estamento policial involucrado también en la lucha antiterrorista, en lugar de su tradicional cometido restringido a lo penal y criminal.

El BKA asumiría así funciones dichas preventivas, como la vigilancia y control sobre información que discurra a ordenadores privados, inclusive observación online, así como escuchas a domicilios de sospechosos.

La ley ha levantado fuertes críticas de la oposición, que considera que el BKA recuperará con ello métodos de propios de la Stasi -la policía secreta de la extinta República Democrática Alemana (RDA-, reforzados gracias a las nuevas tecnologías.

Schäuble ha rechazado tales acusaciones y afirmado que las operaciones se realizarán en casos muy concretos, no de manera general, y de acuerdo a las leyes de protección de datos personales y con la consiguiente autorización judicial.

La presencia de liberales, verdes y la Izquierda como socios de gobierno en varios länder hará que la ley no supere la ratificación del Bundesrat.

De acuerdo a la ley alemana, cuando en un estado federado no hay voto unitario de las fuerzas que lo gobierna éste se abstiene, lo que se computa como un no.

Schäuble se propone impulsar una enmienda constitucional, con el apoyo de la gran coalición del Bundestag, para hacer que las abstenciones se resten del resultado final, en lugar de computarse como un no.

La iniciativa del ministro del Interior ha desatado nuevas críticas de la oposición y también de juristas, que consideran la propuesta atentatoria contra el sistema federal alemán. EFE

gc/ir