Quantcast

Negociadores aplazan decisión sobre extensión de START, que expira en 2009

Ginebra, 21 nov (EFE).- La primera ronda de conversaciones entre EEUU, Rusia y otras repúblicas ex soviéticas para negociar un nuevo tratado sobre armas nucleares que sustituya al START terminó hoy en Ginebra sin acuerdo para extenderlo.

Así lo indicó hoy un comunicado conjunto difundido por EEUU y las repúblicas herederas de la antigua URSS -Rusia, Bielorrusia, Kazakistán y Ucrania- después de nueve días de reuniones que se celebraron a puerta cerrada y a nivel técnico.

"La exigencia contenida en el Tratado START para que las partes se reunieran antes del 5 de diciembre de 2008 (de cara a la expiración del texto un año más tarde) se ha cumplido", señaló el comunicado conjunto.

"Sin embargo, las partes desean subrayar que no había ninguna exigencia en el Tratado para que se tomase una decisión sobre la extensión del mismo en esta reunión", añadió.

Por ello, señalaron que los cinco países "continuarán considerando el asunto" pero que la decisión sobre si se extiende o no el START "puede adoptarse hasta el mismo día de su expiración, el 5 de diciembre de 2009.

La actual ronda de discusiones comenzó el pasado día 13 en Ginebra, con el fin de decidir si se extendía el actual Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START-1), que fue suscrito en julio de 1991 entre la Unión Soviética y EEUU.

Entonces, ambas potencias se comprometieron a reducir su arsenal de cabezas nucleares de 10.000 a 6.000 cada una.

El aplazamiento de cualquier decisión hoy sobre su extensión parece deberse al hecho de que la administración saliente de EEUU desea dejar el asunto en manos del presidente electo Barack Obama, quien asumirá el cargo en enero.

EEUU presentó a principios de noviembre sus propuestas para prorrogar y enmendar el tratado START de reducción de los arsenales estratégicos.

Moscú ha manifestado en repetidas ocasiones su disposición a considerar las propuestas estadounidenses para una nueva versión del acuerdo, que limita el arsenal estratégico de ambos países y especialmente el número de misiles intercontinentales.

Rusia considera muy necesario un renovado START-1 y ha dicho que está abierta a las negociaciones, pero considera indispensable solucionar el problema del escudo antimisiles, los planes de EEUU de desplegarlo en Polonia y la República Checa.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, ha señalado que estaría dispuesto a abandonar su decisión de desplegar misiles en la región rusa de Kaliningrado, un enclave rodeado de territorio de la UE, si EEUU abandona su escudo antimisiles.

Aunque tanto Moscú como Washington creen necesario firmar un nuevo acuerdo jurídicamente vinculante antes de que expire el START-1, aún no se han puesto de acuerdo sobre el régimen de limitación de los armamentos estratégicos ofensivos. EFE

vh/ir