Quantcast

Lula dice que hallazgos petroleros no cambian la política de biocombustibles

Sao Paulo, 21 nov (EFE).- El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó hoy que los recientes hallazgos petroleros en el país no modificarán la política nacional de producción de biocombustibles.

"Los nuevos hallazgos de petróleo no disminuyen ni un milímetro nuestro programa de biocombustibles", afirmó Lula en la clausura de la "Conferencia internacional sobre biocombustibles", que se celebró esta semana en Sao Paulo.

El mandatario hizo referencia directa al anuncio de hoy de la estatal Petrobras sobre un nuevo descubrimiento de "grandes volúmenes de petróleo liviano" con hasta 2.000 millones de barriles en yacimientos ultra profundos en el lecho del océano Atlántico.

"Es un petróleo de buena calidad y es muy importante para Brasil o para cualquier país, pero eso cuesta muy caro. Una plataforma vale cerca de 2.000 millones de dólares y una sonda 700 millones de dólares", comentó Lula.

En ese sentido recordó que "es paradójico" que su país ofrezca "un combustible limpio, sin polución, pero tarifado (mientras que) para el petróleo, que provoca contaminación, no existan tarifas arancelarias".

"Confiamos en que la expansión de los biocombustibles no será retardada por barreras proteccionistas la importación de petróleo no sufre esas restricciones", apuntó.

Brasil es, después de Estados Unidos, el segundo productor mundial de etanol, con el 33,2 por ciento del total, y el mayor exportador, con el 37 por ciento del total.

Según datos oficiales, la producción brasileña de etanol será este año de unos 27.080 millones de litros y las exportaciones rondarán los 4.170 millones de litros.

Lula destacó en su discurso la cifra de siete millones de automóviles producidos en Brasil con motor "flex fuel", que permiten la combustión con etanol, gasolina o la mezcla de ambos en un mismo tanque de abastecimiento.

También abogó por una mayor cooperación tecnológica con países pobres que pueden convertirse en grandes productores de etanol o biodiesel.

"No queremos que los compañeros de Europa desmonten su estructura agrícola para plantar caña de azúcar ni que Estados Unidos deje de producir etanol de maíz, pero si pedimos alianzas con países pobres, en especial de África", dijo. EFE

wgm/joc/pdp

(foto)