Quantcast

Ministros UE acuerdan extender uso y enseñanza de los 23 idiomas oficiales

Bruselas, 21 nov (EFE).- Los ministros de Educación de la UE han acordado hoy dar un nuevo impulso al multilingüismo en la Unión Europea, mediante la ampliación de la oferta educativa de idiomas comunitarios y su extensión a todos los niveles de enseñanza.

En el Consejo de Educación, Juventud y Cultura celebrado hoy en Bruselas, los representantes de los Veintisiete han aprobado una resolución para fomentar el uso de los 23 idiomas comunitarios "como vía para reforzar la cohesión social, el diálogo intercultural y la construcción europea".

Según dijo el comisario europeo de Multilingüismo, Leonard Orban, al término del Consejo, la diversidad lingüística europea "es la respuesta a los desafíos que constituyen actualmente la movilidad creciente, la inmigración y la globalización".

Los ministros consideran que el potencial económico de los idiomas comunitarios "debe ser más valorado, tanto en los Estados miembros como a nivel comunitario", según reza el texto.

Para ello, proponen ampliar la oferta de enseñanza de idiomas en todos los niveles de enseñanza, incluyendo los idiomas oficiales menos utilizados, promover la formación lingüística durante toda la vida, estimular la movilidad de estudiantes y docentes, y reforzar los mecanismos de traducción.

El texto recomienda que "la mayoría" de los profesores de idiomas realicen estancias en los países cuya lengua enseñan, y que la formación lingüística de éstos y de los docentes en general se prolongue durante toda su trayectoria profesional.

También invita a los Estados miembros a facilitar la enseñanza de los idiomas nacionales a los inmigrantes, y en particular a los jóvenes, "como elemento esencial para garantizar la integración y el acceso al empleo, y respetando las lenguas de sus países de origen".

A nivel internacional, se propone "la explotación plena del potencial de las lenguas europeas", a través de una mayor cooperación entre las instituciones difusoras de los idiomas nacionales, y aprovechando "el papel de la UE en el diálogo cultural y económico internacional".

A escala comunitaria, se fomentará el uso de los 23 idiomas en las relaciones entre las instituciones europeas con los ciudadanos y los Estados miembros, mediante una extensión de las traducciones.

Los ministros proponen que se incremente la información sobre el oficio de traducción e interpretación, y sugieren la creación de un programa específico para la profesión en el que se examinen los desafíos "tecnológicos y formativos" que se presentan.

También se contempla la elaboración de diccionarios multilingües con el fin de facilitar los trabajos de traducción.

No obstante, Orban admitió "que no será posible tener todos los documentos oficiales de la UE en los 23 idiomas oficiales", y que por lo tanto "se hará lo posible dentro de los límites de lo manejable". EFE

ahg/jms/jc