Quantcast

El Eibar se viste con piel de cordero ante visita a La Romareda

Eibar (Guipúzcoa), 21 nov (EFE).- El Eibar asume las complicaciones que conllevará el duelo de mañana en La Romareda y asume su papel de víctima propiciatoria para el Zaragoza, aunque confía en oponer la máxima resistencia y lograr la victoria que todavía ningún visitante ha conseguido en el estadio maño.

El cuadro aragonés conforma "un equipazo", admite Carlos Pouso, sabedor de que encontrarán "muchas dificultades", pero el entrenador armero advierte de que no irán "derrotados de antemano" ni tampoco "a pedirles autógrafos", sino dispuestos a plantar cara y aprovechar las opciones que se les presenten.

"A ver si somos capaces de tirar los pronósticos, porque el partido entra en la quiniela y en la mía he puesto un 2", subraya Pouso, preocupado sobre todo en que el Eibar ofrezca la mejor versión de sí mismo.

Aunque espera un Zaragoza ofensivo, el preparador azulgrana deja claro que no recurrirá a los tres centrales, sino que mantendrá su habitual sistema, 4-1-4-1, aunque sí efectuará cambios a todas las líneas, con excepción de la portería, donde se mantendrá Zigor Goikuria.

La sanción del lateral derecho Alvaro Martínez propiciará que Raúl García cambie de banda y deje el carril izquierdo para Iván Romero.

También podría producirse la vuelta al once de Roberto Martínez, Tiko, el veterano futbolista cedido por el Athletic de Bilbao, y en punta podría actuar Gaizka Toquero en detrimento de Albert Yagüe.

Alineación probable: Zigor; Raúl García, Urzelai, Alaña, Iván Romero; Carmelo, Lombraña, Tiko, Codina, Sutil; y Toquero.

Árbitro: Teixeira Vitienes, del colegio cántabro.

Campo: La Romareda.

Día y hora: Sábado, 18.30 horas.

jr/ep