Quantcast

España es el país de la UE donde alumnos aprenden idiomas desde más pequeños

Bruselas, 21 nov (EFE).- España es el estado de la Unión Europea (UE) donde los alumnos aprenden idiomas extranjeros desde una edad más temprana, ya que es obligatorio en todas las comunidades autónomas desde los 3 años, mientras que en la mayoría de los países estos estudios comienzan entre los 8 y los 10 años.

Así lo resalta un estudio de la llamada red Eurydice, presentado hoy por la Comisión Europea, sobre la enseñanza de idiomas en los colegios de la Unión.

El comisario Europeo de Educación, Formación, Cultura y Juventud, Ján Figel, afirmó: "Aunque hemos avanzado, aún nos queda camino por recorrer para ofrecer a todos los estudiantes la posibilidad de aprender dos lenguas extranjeras en el colegio: este es el objetivo que los Estados miembros se fijaron en Barcelona en 2002".

El comisario Europeo de Multilingüismo, Leonard Orban, indicó en un comunicado: "Necesitamos dominar cada vez más idiomas para potenciar la cohesión social y la prosperidad".

Los datos que se han publicado hoy se refieren al curso escolar 2006-2007 y abarcan el sector público y las escuelas privadas subvencionadas.

Las principales conclusiones son que la enseñanza de idiomas extranjeros empieza a una edad más temprana, pero es limitada en la enseñanza primaria, y que en las tres últimas décadas ha aumentado el aprendizaje temprano de idiomas extranjeros como asignatura obligatoria.

En casi todos los países europeos el aprendizaje obligatorio de un idioma extranjero empieza ahora en la enseñanza primaria.

Si bien en la mayoría de los casos los niños aprenden un idioma extranjero entre los 8 y los 10 años, a veces empiezan incluso antes: en todas las comunidades autónomas españolas y en la comunidad germanófona de Bélgica, los niños aprenden un idioma extranjero a partir de los 3 años.

Sin embargo, el tiempo dedicado a la enseñanza de idiomas extranjeros en las escuelas primarias es limitado (generalmente, menos de un 10 % del tiempo de enseñanza total) y varía considerablemente de un país a otro.

Generalmente, se dedica más tiempo al aprendizaje de idiomas en la enseñanza secundaria inferior que en la enseñanza primaria.

No en todos los países se enseñan ya al menos dos idiomas extranjeros a partir de una edad muy temprana, pero el estudio muestra que, en la mayoría de ellos, los alumnos ya tienen la posibilidad de estudiarlos en la enseñanza secundaria.

En 2006-2007, la enseñanza de un idioma extranjero en el colegio durante al menos un año era obligatoria en todos los países participantes, salvo en Irlanda y Escocia.

En la mayoría de los países, aproximadamente la mitad de los alumnos de la enseñanza primaria aprenden al menos una lengua extranjera.

En trece países europeos, el inglés es el primer idioma extranjero obligatorio.

Incluso cuando existe otra opción, los alumnos y sus padres tienden a preferir el inglés, que es actualmente la lengua más enseñada en la enseñanza primaria.

El 90 % de los alumnos europeos estudian inglés en algún momento de su enseñanza obligatoria, y cuando se enseña una segunda lengua extranjera, predominan el francés o el alemán, seguido del español.

Otro de los resultados es que en la educación primaria, a menudo imparten las clases de idiomas los profesores de enseñanza general, mientras que en la enseñanza secundaria, el grado de especialización de los profesores varía considerablemente de un país a otro.

La mayoría de los países participantes recomiendan que la formación de los profesores les permita enseñar idiomas extranjeros, pero la movilidad es más bien la excepción que la norma. EFE

met/tcr