Quantcast

Zapatero: Europa debería "enviar un mensaje de tranquilidad" ante la crisis

Londres, 21 nov (EFE).- El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que frente a la actual situación de incertidumbre en la economía mundial, Europa debería "enviar un mensaje de tranquilidad" y "mantener sobre bases sólidas su sistema de bienestar social".

En un artículo publicado en las páginas de internet de la revista "The Economist", en el que apunta sus prioridades para Europa, Zapatero explica que se trata en primer lugar de "aliviar los efectos de la desaceleración económica sobre las personas más afectadas".

Al mismo tiempo, señala el dirigente socialista, "deberíamos trabajar en iniciativas para impulsar una Europa más productiva y eficiente desde el punto de vista energético, con emisiones más limpias".

Para lograrlo, agrega, hay que acelerar las reformas en "las áreas prioritarias de la estrategia de Lisboa".

"Está claro que ha habido errores de supervisión y una falta de transparencia en los mercados financieros, dice también Zapatero, según el cual "Europa debería impulsar las reformas necesarias en los mecanismos de seguridad de esos mercados, tanto en Europa como globalmente".

"La Unión Europea, añade, debería también promover una mayor transparencia en los mercados del petróleo y los alimentos y apoyar el correcto funcionamiento de los derivados financieros para los mercados de materias primas, limitando los excesos en los movimientos en los productos de consumo básico".

"Nos enfrentamos a una situación de emergencia humanitaria que requiere ayuda humanitaria para los países afectados y, a medio y largo plazo, exige un incremento de la productividad y de la producción agrícola para lograr un suministro alimentario sostenible", escribe el presidente del Gobierno español.

Por lo que respecta a la inmigración, otra de las prioridades a ojos de Zapatero, "es esencial desarrollar una política europea común".

"Europa debería promover una adecuada integración de los inmigrantes. No se trata sólo de alcanzar un acuerdo sobre derechos y deberes, sino también, explica, de lograr resultados positivos en materia de desarrollo social".

Según el presidente del Gobierno, Europa debería "establecer también un diálogo bilateral y regional con los países de origen y tránsito (de los inmigrantes) para ofrecer alternativas sobre el terreno, siendo África el área de acción prioritaria".

Europa debería ser además, señala, "extremadamente eficaz en los controles aduaneros, reforzar Frontex, informar a los potenciales inmigrantes ilegales sobre los riesgos que corren y combatir de modo implacable a los grupos mafiosos".

Por lo que se refiere a los países de la otra orilla del Mediterráneo, "Europa debería ofrecer sus valores sin imponerlos y sentar las bases de una prosperidad compartida", dice también Zapatero.

"La gran diferencia de renta per cápita en los países del sur y la necesidad de dialogo y comprensión requieren un esfuerzo especial bajo la nueva iniciativa "Proceso de Barcelona/Unión por el Mediterráneo", señala el presidente del Gobierno.

"Por todas esas razones, España, dice Zapatero, asume la responsabilidad de impulsar esa nueva y necesaria Europa junto a nuestros colegas con miras a nuestra presidencia de la UE durante el primer semestre del 2010". EFE

jr/vnz