Quantcast

Ex abogado de pederasta de Cancún fue secuestrado por presuntos sicarios

Cancún (México), 20 nov (EFE).- Un grupo de hombres armados secuestró hoy en el balneario de Cancún, en el Caribe de México, a Gabino Andrade, ex abogado del presunto pederasta mexicano de origen libanés Jean Succar Kuri, cuyo caso fue denunciado por la periodista Lydia Cacho.

La Fiscalía de Justicia del estado de Quintana Roo, al que pertenece Cancún, indicó que Andrade se dirigía junto con otra persona a un restaurante cuando fue interceptado por varios sujetos encapuchados y armados con fusiles automáticos que descendieron de dos camionetas negras.

Según declaró el acompañante, Andrade forcejeó con sus captores para intentar escapar, pero fue sometido a golpes y subido a una de las camionetas.

Gabino Andrade es un polémico abogado que trabajó para el gobierno de Quintana Roo y fue el primer defensor de Succar Kuri.

Después de dejar su defensa, Andrade y sus hijos fueron acusados de apoderarse con medios fraudulentos de unas propiedades de su ex cliente, con el argumento de que no le pagaron sus honorarios.

Andrade y sus hijos fueron expulsados a balazos de esa propiedad presuntamente por pistoleros contratados por el mexicano de origen libanés.

El abogado también ha sido acusado de poseer vídeos de pornografía infantil que incriminan a Succar Kuri, los cuales nunca fueron entregados a la Fiscalía y que, presuntamente, han sido utilizados para chantajear al pederasta.

La Fiscalía indicó que la policía judicial no cuenta con pistas del comando armado, y explicó que se establecieron retenes en las dos salidas de esta ciudad que conducen a la Riviera Maya y a la ciudad de Mérida, capital del estado de Yucatán, vecino de Quintana Roo.

Peritos de la policía judicial iniciaron las primeras investigaciones en el sitio del secuestro, donde tomaron huellas del automóvil de lujo en el que viajaba Andrade.

El caso de Succar Kuri fue denunciado a finales de 2003, cuando las autoridades de Quintana Roo hicieron pública una investigación sobre una red de pornografía infantil en Cancún, encabezada por el empresario, que está acusado de violar a menores de entre cinco y 13 años, además de traficar con ellas.

Succar huyó del país y se refugió en Estados Unidos, donde fue detenido y extraditado a México en julio de 2006.

A finales de ese año, fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad de La Palma, en el estado de México, a la espera de que concluyan los procesos penales y se dicte sentencia.

En 2005, la periodista mexicana Lydia Cacho denunció en el libro "Los demonios del Edén" la red de protección que había tejido Succar Kuri, al frente de un negocio de pederastia, con políticos y hombres de negocios, entre ellos el empresario Kamel Nacif.

Tras estallar el escándalo, Cacho dijo haber sido detenida de forma ilegal por policías de Puebla, en una trama supuestamente orquestada por Nacif y el gobernador de ese estado del centro de México, Mario Marín, como quedó en evidencia en una conversación telefónica entre ambos difundida en los medios.

Ese testimonio, sin embargo, fue desechado por la justicia como prueba para procesarlos. EFE

lc/jrm/gt/rac/cpy/may

(Con fotografías)