Quantcast

Gobierno de EEUU afirma que solución en Nicaragua no es oprimir a disidencia

Washington, 20 nov (EFE).- EE.UU. afirmó hoy que la solución al conflicto electoral en Nicaragua "no es tratar de alentar a fuerzas pro gubernamentales a oprimir a la disidencia", sino analizar "seriamente" cómo resolver las denuncias de irregularidades.

El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, calificó de "evolución negativa" las protestas callejeras violentas que han tenido lugar en los últimos días en Nicaragua, y reiteró que hay una "verdadera preocupación" sobre la legitimidad del voto.

En su rueda de prensa diaria, McCormack subrayó que la solución al conflicto "no es unir a las fuerzas pro gubernamentales para oprimir a la disidencia pacífica, a personas que únicamente arrojan preguntas legitimas sobre el proceso y el recuento en las actividades postelectorales".

"La respuesta es analizar seriamente lo que se puede hacer para resolver esas legítimas preocupaciones y si eso implica un recuento con observadores internacionales o no, este tipo de asuntos", dijo.

Para EE.UU. "ése es el camino adecuado y no tratar de alentar a fuerzas no gubernamentales simpatizantes del Gobierno para intentar oprimir la disidencia pacífica", concluyó.

McCormack se refirió a los sandinistas que movilizaron a miles de sus seguidores que tomaron Managua armados con palos, piedras, machetes y morteros artesanales.

El aspirante liberal a la alcaldía de Managua, el diputado Eduardo Montealegre, tuvo que escapar para evitar ser linchado.

Nicaragua vive una grave situación de violencia después de las elecciones regionales del pasado 9 de noviembre, cuyos resultados son rechazados por la oposición que los califica de "fraude".

Según el Consejo Supremo Electoral (CSE), el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) fue el ganador en la mayoría de los 146 municipios en disputa.

Partidarios y opositores al Gobierno han protagonizado fuertes enfrentamientos en las calles e incluso los partidos del oficialismo mantenían sitiada este miércoles la ciudad de Managua. EFE

cae/pgp/lnm/jip