Quantcast

Ban pide cooperar con CPI tras orden de detención contra rebeldes de Darfur

Naciones Unidas, 20 nov (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó hoy a la comunidad internacional a cooperar con la Corte Penal Internacional después de que el fiscal de esta instancia pidiera la detención de tres líderes rebeldes de Darfur.

La portavoz de la ONU, Michele Montás, dijo que Ban "tomó nota" de la petición de la fiscalía de la CPI para que se emita una orden de arresto contra los tres comandantes rebeldes, por el ataque perpetrado el 29 de septiembre de 2007 contra una base de la misión de paz de la Unión Africana en Haskanita.

Ban "recalca que la ONU respeta la independencia del tribunal y del proceso judicial, y subraya la importancia de que todas las partes cooperen con las acciones del tribunal", afirmó.

Montás señaló que la misión de paz conjunta de la ONU y la Unión Africana (UA) en Darfur (UNAMID) seguirá llevando a cabo su "importante labor de una manera imparcial, cooperando de buena fe con todas las partes con vista a lograr la estabilización y la paz".

Las Naciones Unidas seguirán con su labor humanitaria y de desarrollo, agregó.

El fiscal jefe de la CPI, Luis Moreno Ocampo, pidió hoy a los jueces del tribunal que emitan la orden de detención por el asesinato y el ataque lanzado contra "cascos azules" africanos.

Los rebeldes, cuyos nombres no han sido revelados, están acusados de "crímenes cometidos contra cascos azules de la Unión Africana en septiembre de 2007", indicó la fiscalía en un comunicado.

Los jueces de la CPI tienen ahora que evaluar las pruebas presentadas contra los rebeldes y decidir si son suficientes para ordenar su detención.

La UNAMID cuenta en la actualidad con unos 9.000 efectivos en la región sudanesa noroccidental de Darfur, que no han podido detener los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes.

Hasta ahora, Moreno Ocampo había presentado a los jueces pruebas de sus dos primeras investigaciones en Darfur, en base a las cuales imputó a altos cargos del Gobierno sudanés y a rebeldes.

Entre esos acusados se encuentra el presidente de Sudán, Omar al Bachir, el ex viceministro del Interior sudanés, Ahmad Mohamed Harun, y el líder de la milicia proárabe "Yanyauid". EFE

jju/emm/pmc/jip