Quantcast

Chile alertó sobre impacto social en empleos, tras la crisis mundial

Lima, 20 nov (EFE).- El canciller de Chile, Alejandro Foxley, alertó hoy sobre el "impacto social" que vendrá después de la actual crisis financiera, porque puede significar "muchos desempleos y caídas de los niveles de ingreso de las familias más modestas" en Latinoamérica.

"Lo que hay que hacer -agregó- es generar empleos, empleos y empleos, y para países de tamaño mediano, como somos la mayoría de países en América Latina, la creación de empleos va a estar vinculada a abrir mercados".

Los problemas de la economía financiera se están manejando en Washington y en Bruselas, pero a los países latinoamericanos les corresponde atender su economía doméstica, acotó al término de la reunión de cancilleres y ministros de Comercio del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC).

Por tal motivo, Foxley celebró que China y Perú estén conversando para suscribir un acuerdo de libre comercio porque es "el camino a la integración del Asia Pacífico, para generar buenos empleos para los latinoamericanos y los asiáticos".

Chile instó, en palabras de su canciller, a "poner énfasis en la creación de empleos y no en su destrucción" porque la generación de trabajo "ha sido espectacular a través del libre comercio".

"Si este mensaje se entiende en el mundo hoy día, vamos a frenar el proteccionismo y vamos a dar una solución a los problemas de la economía real", puntualizó.

Chile, México y Perú son los tres miembros latinoamericanos de APEC, un grupo creado en 1989 para facilitar el comercio y las inversiones en la región del Pacífico.

APEC, que representa casi la mitad del comercio mundial y cerca del 60 por cierto del Producto Interior Bruto (PIB) del planeta, está constituido también por Australia, Brunei, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Filipinas, Hong Kong, Indonesia, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Rusia, Singapur, Tailandia, Taiwán y Vietnam. EFE

erm-mmr/ar

(con fotografía y vídeo)