Quantcast

Nicaragua fracasa en su intento de lograr una resolucion contra EEUU

Céline Aemisegger

Washington, 20 nov (EFE).- Nicaragua fracasó hoy en su intento de sacar adelante una resolución en contra EEUU y el secretario general de la OEA, Jose Miguel Insulza, a los que acusó de hacer "causa común" para deslegitimar las elecciones y "derrocar" al Gobierno.

El embajador nicaragüense ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Denis Ronaldo Moncada, hizo esta acusación en una sesión del Consejo Permanente dedicada a analizar el conflicto que vive el país tras los comicios municipales del 9 de noviembre y las supuestas injerencias de EEUU y de Insulza en los asuntos nicaraguenses.

Nicaragua presentó un proyecto de resolución en el que pedía que los 34 países miembros de la OEA instaran a EEUU a que "cese en su actitud injerencista en los asuntos internos" del país.

Ademas señalaba que Insulza no se debe extralimitar en sus funciones y pretendía que los Estados miembros reafirmaran el respeto a la soberanía de Nicaragua y sus instituciones, a la participación democrática ciudadana y a su voluntad de paz.

La propuesta de Moncada fue contestada por el embajador de EEUU, Héctor Morales, quien presentó su propia versión centrada en la resolución pacífica de la actual situación electoral en Nicaragua.

Morales pedía también a Insulza que analice con el Gobierno de Nicaragua y otros sectores políticos posibles iniciativas para la revisión de los resultados de las elecciones.

Ambas propuestas fueron rechazadas ante la falta de apoyo, aunque la sesion fue tensa, con opiniones encontradas entre los que se pronunciaban en favor de Insulza y EEUU o en favor de Nicaragua.

Moncada arrancó su intervención denunciando de nuevo la "política de "injerencia permanente" que EEUU practica en contra Nicaragua.

Resaltó que EEUU, organizaciones internacionales y, "sumado a ellos el secretario general", pretenden "desconocer" los resultados proporcionados por el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Los acusó de haber hecho "causa común para cumplir con su hoja de ruta dirigida a poner en tela de juicio, empañar y deslegitimar el proceso electoral".

Tras los comicios, Insulza expresó su preocupación por las dificultades surgidas en el recuento de los votos, mientras que EEUU destacó las presuntas "extensas" irregularidades en el proceso.

Según el CSE, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ha ganado en 101 de los 146 municipios en disputa, pero la oposición rechaza el resultado y ha pedido el recuento de los votos.

El embajador nicaragüense subrayó que esa hoja de ruta tiene el objetivo de "desestabilizar" y provocar el "colapso" de las instituciones del Estado y del Gobierno.

Nicaragua calificó de "inaudito" que Insulza "se invista de una autoridad que ni el Estado, ni el Gobierno, ni el pueblo nicaragüense le han otorgado" para pronunciarse sobre los comicios.

Insulza "se está convirtiendo en un mensajero oficioso de sectores interesados en descalificar y desestabilizar al Gobierno", afirmó Moncada.

El embajador de EEUU rechazó las críticas de Moncada al asegurar que su país "de ninguna manera" está interfiriendo en los asuntos internos de Nicaragua.

Insulza defendió sus declaraciones tras los comicios al afirmar que "no se hicieron con ningún ánimo de injerencia", y subrayó que después de todos los años que lleva en la vida política, "nadie puede pensar a estas alturas que me voy a meter en un complot".

"Cualquier expresión que se me atribuya va en el sentido de la defensa de la democracia", dijo el titular de la OEA.

Al término, Moncada propuso una reunión especial para intentar elaborar otra propuesta de resolución, un tema que se analizará previsiblemente el lunes en una nueva sesión del Consejo. EFE

cae/pgp/mm