Quantcast

Congresistas exigen un plan de viabilidad a las automotrices para dar ayuda

Washington, 20 nov (EFE).- La mayoría demócrata del congreso de EEUU ha dado de plazo hasta el próximo 2 de diciembre a Ford, General Motors y Chrysler, para que presenten un plan de viabilidad como condición para que puedan acogerse a un paquete de ayuda pública.

Esta decisión supone una segunda oportunidad para la industria después de que los máximos directivos de las tres empresas hayan comparecido esta semana en el Congreso para tratar de convencer, sin éxito, de que se les conceda 25.000 millones de dólares del dinero publico para salir de la crisis.

"Los ejecutivos no han convencido al Congreso ni al pueblo de EEUU de que tienen un plan para salir de su crisis. Ahora tienen una segunda oportunidad", dijo el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, que mencionó que el Congreso podría reunirse de nuevo en la semana del 8 de diciembre.

Tanto Reid como la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, señalaron que en dos días de audiencias los jefes de Ford, General Motors y Chrysler no presentaron una propuesta convincente para sacar a sus firmas de la crisis.

"Nadie ha traído hasta ahora un plan que pueda ser aprobado por la Cámara y el Senado y promulgado por el presidente" George W. Bush, añadió Reid.

"A menos que nos muestren un plan, no podemos mostrarles el dinero", indicó Pelosi.

El Congreso esperará hasta el 8 de diciembre por el plan de las empresas, y si éstas traen uno, dijo Reid, el Congreso reanudará su sesión para considerarlo.

En paralelo, un grupo de senadores demócratas y republicanos de estados industriales se pusieron hoy de acuerdo en un plan de auxilio financiero, que daría acceso a las firmas de automóviles a ayudas del departamento de Energía.

El congresista demócrata de Michigan, el bastión del automóvil en EEUU, Carl Levin, explicó que los Tres Grandes de Detroit podrán tener acceso al dinero que tenía reservado el Departamento de Eneergia para promover la fabricación de vehículos más eficientes y ecológicos.

La idea del grupo encabezado por Levin es una alternativa a la propuesta que había hasta ahora sobre la mesa, como era sacar el dinero del plan de rescate financiero de 700.000 millones de dólares, a lo que se oponía la Casa Blanca. EFE

jab/pgp/jla