Quantcast

Eurocámara pide retrasar la jubilación ante envejecimiento de la población

Bruselas, 20 nov (EFE).- El Parlamento Europeo (PE) recomendó hoy a los países miembros prolongar la edad de jubilación, sobre una base voluntaria, ya que el envejecimiento de la población repercute en el gasto público, principalmente en pensiones, asistencia sanitaria y cuidados de larga duración.

En un informe aprobado por el pleno, los diputados instaron además a los Estados miembros a que mantengan niveles adecuados de financiación de la seguridad social y de los sistemas de pensiones.

Si la inmigración se mantiene en los niveles actuales, la población activa europea pasará de 227 millones de personas en 2005 a 183 millones en 2050.

Según las últimas estimaciones, el número total de personas empleadas se incrementará en 20 millones en 2017, pero después se reducirá en 30 millones en 2050, por lo que si en 2005 había cuatro personas en edad de trabajar por cada mayor de 65, en 2050 la proporción será de dos trabajadores por cada uno.

El informe, aprobado con 480 votos a favor, 44 en contra y 10 abstenciones, asegura que, con el mantenimiento de las actuales políticas, el envejecimiento de la población conllevará un aumento del gasto público, la mayor parte en concepto de pensiones, asistencia sanitaria y cuidados de larga duración, sobre todo entre 2020 y 2040.

Ante esta perspectiva, añaden, los países de la UE deben tomar en cuenta" la necesidad de rediseñar los sistemas de pensiones tradicionales basados en evaluaciones del riesgo sistemático y en un estilo de vida típico y normalizado, y deben adaptar el sistema de seguridad social a las reformas del sistema de pensiones.

Entre las recomendaciones de la ponente, la conservadora alemana Gabriele Stauner, figura la reducción del desempleo y el aumento de la contratación, incluyendo a personas con un elevado potencial laboral, como los discapacitados, las mujeres y los mayores.

El texto también subraya la necesidad de hacer posible la jubilación flexible sobre una base voluntaria, el cambio de la organización de las prácticas laborales y la utilización "inteligente" de las nuevas tecnologías.

También la mejora de los servicios de apoyo relativos al cuidado de los niños y familiares dependientes, con vistas a reducir el número de personas que trabajan a tiempo parcial de modo voluntario.

Los diputados recuerdan que el núcleo del modelo social europeo es el principio de solidaridad entre las generaciones y los grupos sociales, y que el envejecimiento "presionará enormemente" sobre la población activa, por lo que las soluciones al cambio demográfico deben constituir una prioridad política.

En caso contrario, aseguran, el cambio demográfico podría poner en peligro el principio de solidaridad y, en consecuencia, los modelos sociales europeos. EFE

met/jc