Quantcast

ELA y LAB critican que Mercedes no descarte un ERE en Vitoria en 2009

Vitoria, 20 no (EFE).- ELA y LAB han criticado que la dirección de Mercedes Benz en Vitoria no haya descartado hoy la presentación de un posible Expediente de Regulación Empleo (ERE) para el próximo año, incluso en el caso de que se pusieran en marcha las medidas de flexibilidad que propone la multinacional.

Los sindicatos representados en el comité de empresa de la planta vitoriana de Mercedes han mantenido hoy un nuevo encuentro con los directivos para hablar sobre las propuestas de flexibilidad planteadas por la empresa para 2009, a causa del descenso de la cartera de pedidos de los vehículos que salen de esta fábrica, los modelos Vito y Viano.

El convenio colectivo de Mercedes establece que la empresa puede cerrar la cadena de montaje y enviar a casa a los trabajadores hasta un máximo de 18 días al año y la dirección ha propuesto a los sindicatos que este "bolsín de horas en negativo" se amplíe hasta los 30 días en 2009.

Además, según el sindicato LAB, la empresa plantea disminuir la jornada diaria en una hora (turnos de 7 horas) con la consiguiente rebaja del salario durante siete meses.

El objetivo de la empresa, según han aclarado a Efe fuentes sindicales, es producir en 2009 unas 90.000 furgonetas de los modelos Vito y Viano que se fabrican en Vitoria, frente a los 102.400 vehículos previstos para este año.

En el encuentro de hoy, continuación del mantenido el pasado martes cuando la empresa presentó sus propuestas de flexibilidad, no se ha producido ningún acercamiento entre ambas partes, según han confirmado a Efe el representante de ELA, Igor Guevara, y el de LAB, Iñaki Anda.

Dirección y sindicatos volverán a reunirse el martes de la próxima semana para seguir negociando las condiciones de trabajo para el próximo año.

Según Guevara, los directivos de Mercedes han subrayado que van a hacer falta todas las medidas de flexibilidad planteadas para afrontar la caída de las ventas "pero también han dicho que creen muy difícil evitar el ERE" porque la "caída de pedidos de vehículos para enero y febrero es considerable".

ELA ha recordado a la dirección de la planta que en los últimos años Mercedes ha obtenido beneficios por lo que "la empresa también debería hacer esfuerzos por su parte para salir adelante", ha insistido su representante.

Por su parte, desde LAB, Iñaki Anda ha manifestado que su sindicato "no aceptará" las propuestas de flexibilidad si no se emprende una nueva negociación con planteamientos que tengan el "consenso máximo" del comité de empresa y de la plantilla.

Ha reprochado a la dirección de la planta vitoriana que, pese a las medidas de flexibilidad que quiere "imponer", no descarte la presentación de un ERE para el próximo año, situación que ha tachado de "tomadura de pelo".

LAB ha propuesto que se bajen los ritmos de producción para conseguir así "el mayor número de días de trabajo" y ha denunciado que cuando hay "suculentos" beneficios la empresa "no se acuerda" de los trabajadores y luego "enseguida corren a exigir sacrificios a los empleados".

La planta de Vitoria, con más de 3.000 trabajadores, decidió cerrar la cadena de montaje once días entre noviembre y diciembre para ajustar la producción a la caída de ventas de vehículos.

Esta medida se empezó a cumplir la pasada semana con el cierre de la fábrica entre los días 10 y 14.

Mañana viernes también se cerrará la planta y en diciembre se han establecido otros cinco días de cierre que posiblemente se unirán a las vacaciones navideñas, fijadas entre el 18 de diciembre y el 12 de enero, con lo que la fábrica no produciría vehículos durante prácticamente un mes. EFE

rmv