Quantcast

Senado sopesa sesión en diciembre por trabas en ayuda a sector automotriz

Washington, 20 nov (EFE).- El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, sopesa hoy la posibilidad de celebrar una sesión en diciembre próximo, debido a las continuas trabas políticas para rescatar a la industria automotriz.

Reid dijo en el pleno del Senado que la mayoría de los senadores quiere concluir el trabajo pendiente esta misma semana, durante la sesión abreviada postelectoral conocida en inglés como "lame duck".

La 110 sesión del Congreso concluye oficialmente mañana, viernes, pero Reid dejó abierta la posibilidad de que los legisladores regresen en diciembre.

"Tal vez sea necesario que regresemos después del Día de Acción de Gracias, pero tendré que discutirlo con mi contraparte republicana, y así lo haré", afirmó Reid.

El miércoles por la noche, Reid desistió de su plan para someter a votación un préstamo de 25.000 millones de dólares para General Motors (GM), Ford y Chrysler, que hubiesen salido del plan de rescate financiero aprobado por el Congreso el mes pasado.

La ayuda para la industria automotriz formaba parte de un plan de estímulo económico que además incluía una infusión de fondos federales para la infraestructura, asistencia médica para los pobres, y la extensión de beneficios de desempleo.

La Casa Blanca y sus aliados republicanos en el Congreso se han opuesto a la idea desde el principio, con el argumento de que el plan de rescate de Wall Street de 700.000 millones de dólares fue pensado únicamente para las empresas del sector financiero.

El portavoz hispano de Reid, José Parra, dijo a Efe que "no hay ningún anuncio oficial (sobre el regreso en diciembre), y todo dependerá de lo que suceda en los próximos dos días".

Parra agregó que los demócratas continúan estudiando opciones para ayudar al sector automotriz, cuyo colapso podría acarrear la pérdida de hasta 2,5 millones de empleos el próximo año, según pronósticos del sector.

"Se está trabajando en eso, porque hemos dicho que no vamos a darle la espalda" a los Tres Fabricantes de Detroit, enfatizó Parra.

"La Casa Blanca sabe muy bien que tiene la autoridad (dentro del plan de rescate financiero) para incluir en ese paquete ayudas para el sector automotriz", insistió.

Por otra parte, tras las fracasadas negociaciones con los republicanos, el líder de los demócratas en el Senado ahora prevé votar, entre hoy y mañana, sólo la extensión de beneficios de desempleo. EFE

mp/pgp/lgo