Quantcast

Regina Giménez: "Presento lo que hice para que se vea lo que acabo de hacer"

Madrid, 20 nov (EFE).- "Mi obra es el trabajo del día a día unido a esa sensación de vivir en un 'paisaje' que no es natural sino una construcción, una memoria colectiva", señala a Efe la artista Regina Giménez, que hoy inaugura una exposición de su trabajo más reciente en técnica mixta sobre tela y collages sobre papel.

La muestra se exhibe en la galería Jorge Alcolea hasta el 10 de diciembre y se complementa con un volumen monográfico editado por Miguel Alzuelta y escrito por David G. Torres, que ahonda en la creación de esta artista (Barcelona, 1966) incluyendo textos de Andrés Hispano y Joana Hurtado Mateu.

"Este libro es para mí como desnudarme frente al público, pues presento lo que ya dejé o lo que ya hice para que se entienda un poco más y de otra manera lo que acabo de hacer", explica Giménez encantada con la idea de mostrar sus creaciones con su bagage, "en continuidad y sin ruptura con la historia que llevan detrás".

El libro se refiere a una década de trabajo y es "el resultado de unos dos años seleccionando obras, textos y expertos en arte contemporáneo", según la artista. Los ocho capítulos en que se divide van analizando su indagación sobre "series que se suceden, hasta llegar al último a modo de eclosión".

Regina Giménez, que reside en Barcelona y llevará su obra a París próximamente, vuelve a exponer en Madrid donde ya estuvo hace dos años, después de que el galerista Jorge Alcolea le ofreciera presentar el libro junto a sus telas, una fórmula con la que se declara encantada, "aunque no sea muy usual".

Sobre la muestra, que es una selección de lo más reciente, comenta que "aunque se aprecie una gran diferencia con respecto a lo anterior, en realidad es el resultado de una misma línea que el libro deja bastante clara".

"La perspectiva de diez años permite ver que hay temas que vuelven y se repiten -indica-, asuntos que reaparecen con otra lectura, y eso es lo adecuado para mostrar la evolución".

La exposición presenta creaciones en técnica mixta sobre telas, obras grandes y pequeñas que crean un conjunto a partir de la relación entre arquitectura y paisaje, en donde la presencia de la figura humana es más implícita que explícita.

"Hay interiores y exteriores, el paisaje humano y la arquitectura… pero la metáfora sigue siendo la misma -puntualiza la artista-, el ser humano en relación con su entorno, en su casa, en un lugar, en el paisaje de la memoria colectiva…"

Giménez que trabaja "con el esfuerzo de nuestra vacilante memoria", en palabras de Antonio Dalmau, precisa también que es cuando has acabado la obra y haces su lectura, cuando tomas conciencia de que unas cosas han aparecido y otras no".

"Como esa realidad que se nos escapa", admite, para añadir que su intento es "plasmar o comunicar la sensación de estar y de vivir, rodeado de paredes, de lugares, dando a entender unos sentimientos, una sensaciones… Y el libro es como cuando llegas de un viaje y ordenas las fotos para ver al fin que fue lo que hiciste".

Regina Giménez ha participado en varias ferias internacionales, y cuenta con varios premios como el Sala Parés de Barcelona, el de la Fundación Enciclopédica Catalana o el premio Ricard Camí.

De su pintura se dice que respira nostalgia y es que, comenta, "trabajar sobre tela ya parece un arte del pasado…Es imposible no respirar ese sentimiento, aunque tampoco lo busco, ni la soledad -precisa- pero eso forma parte de lo que somos y no es malo, pues cuanto más comuniques, mejor".EFE

ga/br