Quantcast

Dagnino: los católicos deben comprometerse contra el laicismo ideológico

Madrid, 20 nov (EFE).- El presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y de la Fundación San Pablo-CEU, Alfredo Dagnino, abogó hoy por que los católicos tomen conciencia y actúen en la vida pública contra un laicismo ideológico, no neutral, que quiere reducir las creencias religiosas al ámbito privado.

A cualquier observador, agregó Dagnino, le sorprenden las actitudes de los poderes públicos en España que, "más allá de una hostilidad hacia la Iglesia", mantienen "una actitud que tiene más de laicismo militante, no neutral, que busca negar lo religioso para un Estado y para toda una sociedad, ignorando la laicidad positiva".

Alfredo Dagnino hizo estas manifestaciones durante una rueda de prensa, celebrada hoy en Madrid en la Universidad San Pablo-CEU, y convocada para presentar el X Congreso Católicos y Vida Pública que se inicia mañana con una conferencia del secretario general de la Conferencia Episcopal y obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino.

El Congreso, que será clausurado el próximo domingo, centra en esta ocasión sus debates en torno a "Cristo, la esperanza fiable", lema sobre el que Dagnino explicó: "Animados por la encíclica del Papa sobre la esperanza que salva, creemos que es el momento de compartir con la sociedad la gran esperanza de la persona de Cristo para el hombre moderno".

"Queremos compartir con la sociedad de hoy este mensaje, que es atemporal, y también hablaremos de los mártires y del martirio cotidiano de la coherencia, siguiendo las palabras de Benedicto XVI, porque ni el laicismo ni la secularización se combaten ya con discursos, sino con el testimonio", ha agregado el presidente de la Fundación San Pablo-CEU.

En el acto participó también la senadora argentina y presidenta de Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida, Liliana Negre, que participa con una ponencia en el Congreso y que calificó de "contradictorio" predicar la no violencia contra las mujeres y, al mismo tiempo, promover proyectos que facilitan el aborto, como la denominada "Ley de Plazos", porque no hay nada más agresivo para una mujer que "la negación de su maternidad".

Liliana ha dibujado un panorama social sombrío al que, señaló, está llevando la "cultura de la muerte", que impide "el recambio generacional" y que hace que "nuestras plazas estén vacías de las risas de niños".

Por ello, explicó, "necesitamos parlamentarios y políticos no vergonzantes, que sean capaces de ponerse de pie a pesar de las sanciones de sus grupos parlamentarios, frente a los Gobiernos que defienden la cultura de la muerte. Es una actitud heroica pero muy importante para recordar a la ciudadanía que tiene el arma más importante contra esta situación: la del voto".

Liliana Negre, en referencia al asunto de la santa carmelita Madre Maravillas, ha subrayado que "el Congreso debe ser síntesis de la sociedad a la que representa, lugar de disenso y de debate, pero también lugar de tolerancia y de la no discriminación".

En esta línea, el presidente de la Asociación Católica de Propagandistas, Alfredo Dagnino ha manifestado que "hacer cuestión de estas cosas es no ser ni respetuoso ni tolerante".

Dagnino ha explicado que "los católicos, como ciudadanos de pleno derecho, tenemos derecho a actuar en la vida pública conforme a nuestras convicciones" y que "recuperar, articular y organizar" esta presencia es el objetivo que persigue el Congreso Católicos y Vida Pública.

Sobre la situación económica ha considerado que "pone en evidencia toda una realidad virtual construida sobre la arena de los bienes tangibles", en la especulación y en la búsqueda del beneficio inmediato, poniendo todo "el acento en el corto plazo" y no "construyendo sobre roca pensando en la comunidad al servicio del hombre". EFE

mvf/jmi