Quantcast

El conductor de un autobús que golpeó a un taxista acepta año y medio cárcel

Barcelona, 20 nov (EFE).- Un conductor de un autobús urbano de Barcelona que le arrancó tres dientes a un taxista, de un puñetazo durante una discusión de tráfico, ha admitido hoy los hechos y ha aceptado el año y medio de prisión que le ha sido impuesto como condena.

En la sección octava de la Audiencia de Barcelona estaba previsto hoy el juicio contra el conductor de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) José Luis D., para quien la Fiscalía pedía en principio una condena de tres años de prisión por un delito de lesiones con deformidad.

No obstante, el ministerio público ha suavizado su pena a año y medio, aplicando la atenuante de arrebato, cuando el conductor ha aceptado los hechos que se le imputan y el pago de una indemnización al taxista de unos 5.000 euros, que incluye el coste de tres implantes por otras tantas piezas dentarias perdidas.

Ese acuerdo ha evitado la celebración del juicio contra el procesado, que en mayo de 2007, cuando sucedieron los hechos, conducía un autobús de la línea 32 de la ciudad condal.

En la plaza Països Catalans de Barcelona, por donde transcurre la ruta, el procesado se enzarzó en una discusión con un taxista mal estacionado que se negaba a apartar su coche para dejar paso al autobús de línea.

El conductor del autobús se bajó del vehículo, se dirigió al taxi, metió una mano por la ventanilla y agarró a la víctima del cuello, mientras con la otra le daba un fuerte puñetazo en la cara.

A consecuencia del puñetazo, el taxista perdió tres dientes y sufrió contusión bucal, además de erosiones en el cuello y en la parte alta del tórax.-EFE

rg/pll/is