Quantcast

Zapatero apoya que el secretario de la Unión por el Mediterráneo sea tunecino

Madrid, 20 nov (EFE).- El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha manifestado hoy su apoyo a que un tunecino esté al frente del secretariado de la Unión por el Mediterráneo, después de que Túnez respaldara que Barcelona fuera la sede de este organismo.

Zapatero ha hecho público este apoyo en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Palacio de la Moncloa junto al primer ministro de Túnez, Mohamed Ghannuchi, en el marco de la reunión de alto nivel hispano-tunecina que se celebra hoy en Madrid.

Según Zapatero, "España desea y apoya que un tunecino esté al frente de la Secretaría", gesto que Ghannuchi ha agradecido después de expresar su satisfacción por que Barcelona fuera la sede elegida, a lo que también aspiraba Túnez.

El presidente del Gobierno también ha querido mostrar su agradecimiento por el gesto de Túnez al aceptar la candidatura de la capital catalana. "Nunca lo agradeceremos suficientemente", ha añadido.

Ambos dirigentes han expresado su voluntad de trabajar juntos para que la Unión por el Mediterráneo progrese y se concrete en proyectos que favorezcan a una mayor igualdad entre los países de ambas riberas.

Zapatero ha subrayado que la cooperación entre las dos orillas del Mediterráneo es "vital" y ha de traducirse "lo más rápidamente posible" en programas de colaboración en materia de energía, medioambiente e infraestructura, entre otras.

Pero Ghannuchi ha advertido de que el proceso euromediterráneo no avanzará si no va a acompañado de fondos económicos suficientes.

"No podemos tener grandes ambiciones y lanzar grandes proyectos de infraestructuras si no hay voluntad de encontrar la financiación adecuada", ha comentado.

Según ha apuntado, un punto de crecimiento en la ribera sur se traduce en un 0,2 por ciento de crecimiento en los países de la ribera norte.

El primer ministro tunecino ha aprovechado para animar a los empresarios españoles -con los que esta tarde se reunirá- a invertir en su país por las oportunidades que ofrece en sectores como el de las energías renovables, la sanidad, el turismo o la construcción.

La inversión de las compañías españolas en Túnez, según Ghannuchi, no tendría como fin "deslocalizar", sino "reforzar su competitividad".

Ha recordado que Túnez ha tenido un crecimiento medio del cinco por ciento en los últimos veinte años, lo que le ha servido para "mejorar el atractivo de las inversiones"

Zapatero ha expresado el interés recíproco en incrementar las inversiones y el volumen comercial entre los dos países, que en 2007 rondó los 1.400 millones de euros.

España es el sexto inversor en Túnez, aunque lejos de las cifras de negocio de Francia, Italia, Alemania y Reino Unido.

De las 3.000 empresas extranjeras con inversiones en Túnez, sólo 52 son españolas.

Los dos Gobiernos han acordado un programa de colaboración en el ámbito de la salud para ofrecer a Túnez la experiencia española en el trasplante de órganos y fomentar la cooperación farmacéutica.

Zapatero y Ghannuchi han destacado además las buenas relaciones que hay entre los dos países, asentadas en el Tratado de Amistad de 1995.

También han coincidido en sus puntos de vista en asuntos de ámbito regional, como la integración del Magreb y Oriente Próximo.

El presidente del Gobierno ha confiado en que el cambio de administración en Estados Unidos y el diálogo en marcha abran la puerta a una paz definitiva. EFE

cpg-nl/br