Quantcast

La CE incluirá apoyo a infraestructuras y sector automóvil en plan económico

Bruselas, 20 nov (EFE).- El plan de relanzamiento económico que la CE presentará el próximo miércoles incluirá previsiblemente un impulso a las infraestructuras y un apartado dedicado a la industria del automóvil, indicaron fuentes comunitarias.

Sin embargo, "no se espera" que la CE apoye la idea del presidente del Eurogrupo y primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, de realizar emisiones en euros ("eurobonos") para financiar los proyectos de infraestructura, añadieron a Efe las fuentes.

El ministro alemán de Economía, Michael Glos, dijo ayer que el plan de la CE incluiría unos 130.000 millones de euros, lo que supone un 1% del PIB de los países de la UE.

El dinero procedería de los fondos comunitarios, de los presupuestos de los 27 países de la Unión y del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

La Comisión Europea eludió hoy confirmar esas cifras y consideró que se trata de algo prematuro hasta que se aprueben las propuestas del miércoles próximo.

"No puedo confirmar o desmentir ninguna las cifras que he visto", el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, quien señaló que "es pura especulación sobre cifras y el tipo de acciones que tomaremos la próxima semana".

Barroso, en unas declaraciones junto con el primer ministro belga, Yves Leterme, insistió en que la Comisión estudia "cuidadosamente" sus propuestas y aseguró que "no se han tomado decisiones".

El objetivo del plan es promover proyectos que generan de forma inmediata inversión y empleo.

En el caso de las infraestructuras (carreteras, líneas ferroviarias o conexiones energéticas), se trata de proyectos muy largos debido a la realización de los estudios técnicos y los informes ambientales.

Sin embargo, el paquete de la CE podría centrarse en financiar a los proyectos cuya fase técnica ya está concluida y esperan la financiación para comenzar su ejecución, avanzaron las fuentes, que insistieron en que el objetivo es que el impacto sea "rápido" en la actividad económica y el empleo.

En cuanto a la propuesta de Juncker de lanzar los "eurobonos" para financiar esos proyectos, las fuentes consideraron que la CE no la incluirá debido al rechazo del Gobierno alemán, encabezado por la canciller Angela Merkel.

Dado que el presupuesto comunitario es limitado (120.000 millones de euros en 2008) y varios países de la UE ya han incurrido en déficit por las medidas de rescate financiero y la menor actividad económica, algunas posibilidades son reasignar algunas partidas de gasto y aumentar los créditos del BEI.

A su vez, el BEI necesitará una mayor capitalización por parte de los Estados miembros.

En el sector del automóvil, las instituciones comunitarias están siendo sometidas a una fuerte presión del sector, que emplea a unos 12 millones de trabajadores en Europa y que afronta graves problemas financieros y laborales debido a la reducción de las ventas.

Leterme, en su reunión con Barroso, le pidió medidas para el sector: "Hay que reflexionar sobre medidas para apoyar la actividad del sector del automóvil y del ensamblado" de vehículos, dijo en unas declaraciones posteriores.

La CE ha descartado dar ayudas directas al sector, por lo que se maneja que el BEI ofrezca una línea de créditos a tipo de interés favorable para el desarrollo de modelos de bajo consumo de combustible.

El BEI ya ha avanzado que prevé pedir a los ministros de Finanzas de la UE, en el Consejo del 2 de diciembre, aumentar su volumen de préstamos en 10.000 y 15.000 millones de euros al año en 2009 y 2010, respectivamente.

Los constructores europeos, agrupados en la asociación ACEA, han solicitado una ayuda de 40.000 millones para el desarrollo de vehículos limpios, una petición que está estudiando el BEI.

Los jefes de Estado y Gobierno de la UE analizarán las propuestas de la Comisión en la cumbre de dos días que comenzará el 11 de diciembre en Bruselas. EFE

rcf/rja/mlr