Quantcast

Gobierno advierte concentración no está autorizada y pide depongan actitud

Burgos, 20 nov (EFE).- La subdelegada del Gobierno en Burgos, Berta Tricio, ha pedido hoy a los activistas de Greenpeace que "depongan" su actitud y de forma pacífica se retiren de las inmediaciones de la central nuclear de Garoña, donde mantienen una concentración que ni han comunicado ni tiene autorización.

La subdelegada, que hoy ha asistido a un acto de divulgación del Plan de Emergencia Nuclear de la provincia de Burgos en el Valle de Tobalina, muy cerca de la central, ha explicado a los medios de comunicación que respeta todas las posturas sobre la energía nuclear y más en un momento como el actual en el que hay un debate abierto sobre su conveniencia.

Ha mostrado su esperanza de que los activistas de Greenpeace, una vez que han conseguido llamar la atención, procedan a retirarse de forma pacífica.

La Guardia Civil ha identificado a cada uno de los concentrados y les ha entregado una hoja con la normativa sobre concentraciones en la que además se les comunica que la acción que llevan a cabo no está autorizada.

A las 6.00 horas de hoy activistas de Greenpeace han colocado un gran contenedor con algunos miembros de la organización en su interior y se han encadenado en la puerta con una pancarta con el lema "Garoña, cierre ya".

Carlos Bravo, portavoz de Greenpeace ha mostrado la disposición de los concentración a seguir con su acción y ha advertido de que están preparados "para resistir" y hacer llegar a la sociedad el mensaje de que "estamos ante una central antigua, peligrosa y amortizada que el Gobierno se comprometió a cerrar".

Desde la central nuclear, su portavoz, Antonio Cornadó, ha asegurado a Efe que la planta funciona con plena normalidad y seguridad y ha criticado la acción de Greenpeace porque está "fuera de tiempo y de lugar".EFE

jmc/mr/pz