Quantcast

Expira el plazo sin que junta militar haya satisfecho exigencias de la UE

París, 20 nov (EFE).- La Unión Europea (UE) estudiará si toma medidas contra Mauritania después de que la junta militar que gobierna el país no haya satisfecho sus reclamaciones en el plazo dado, que culminó hoy, indicó el Ministerio de Exteriores de Francia, país que preside la Unión.

Pese a reconocer "algunas evoluciones" en el régimen golpista, como el retorno del presidente depuesto Sidi Uld Cheij Abdalahi a su ciudad de origen, la UE consideró "insuficientes" las propuestas de la junta, por lo que los 27 examinarán "medidas apropiadas" previstas en el acuerdo de Cotonú, señaló un portavoz de Exteriores.

Esas medidas, cuya naturaleza no fue precisada, se adoptarán "bajo proposición" de la Comisión Europea, indicó.

La UE dio el pasado día 20 a la junta mauritana un plazo de un mes para restablecer el orden constitucional roto el pasado 6 de agosto por un golpe militar, además de exigir la liberación del presidente y del primer ministro depuestos.

El portavoz francés señaló que Sidi Uld Cheij Abdalahi fue visitado por embajadores de la UE que constataron que se encuentra "bajo residencia vigilada", afirmó el portavoz francés.

El presidente depuesto fue trasladado por la junta el pasado día 12 a su ciudad natal de Lemden, a 200 kilómetros al sur de Nuakchot, en una medida destinada a satisfacer las peticiones de la UE.

Sin embargo, París hizo saber entonces que esa medida "no significa el retorno al orden constitucional".

El portavoz reiteró hoy que la UE "continúa trabajando en concertación" con la comunidad internacional, "sobre todo la Unión Africana, que organiza mañana en Addis Abeba una reunión de los principales socios internacionales de Mauritania". EFE

lmpg/jam/ir