Quantcast

ELA aboga por paliar la "precariedad" del sector, que negocia nuevo convenio

San Sebastián, 20 nov (EFE).- ELA tratará de paliar "la precariedad" existente en el sector de residencias de mayores de Guipúzcoa en las negociaciones del nuevo convenio provincial, que afecta a unas 3.000 trabajadoras y que, a su juicio, tiene que incluir mejoras laborales en materia de salarios y jornada.

Las responsables de Servicios Sociales de este sindicato, Idoia Elustondo y Eva Artola, acompañadas por medio centenar de trabajadoras del sector, han presentado hoy en una rueda de prensa en San Sebastián la plataforma que defenderán en las negociaciones del convenio, cuya mesa negociadora se constituyó la semana pasada.

Han denunciado las irregularidades que, en su opinión, se han dado durante la constitución de la mesa por parte de las patronales -Adegi y Lares- y el resto de sindicatos -LAB, CCOO y UGT- con el objetivo de "alterar ilegítimamente los datos oficiales" aportados por el Gobierno Vasco con el fin de "quitar la mayoría" a ELA.

Tras comentar que ELA ya ha "recurrido judicialmente" esta actuación, Elustondo y Artola han asegurado que defenderán una "plataforma ambiciosa" para un sector "feminizado, poco profesionalizado y nada reconocido".

"Esto es así porque la Diputación de Guipúzcoa ha decidido privatizar los servicios sociales con la colaboración de empresas privadas que, a base de explotar a las trabajadoras, han logrado crear un floreciente negocio", han denunciado.

Para paliar esta situación, ELA defenderá que el nuevo convenio incluya la homologación de los suelos a los de las trabajadoras de la Diputación, lo que supondría un incremento salarial del 30% y evitaría que en un mismo centro unas auxiliares de clínica perciban 1.205 euros brutos al mes y otras 1.609,57 por el mismo trabajo.

También debe recoger reducciones de jornada, mejora en los pluses de domingo y festivos, obligación de contar con un calendario anual normalizado, bajas complementadas y la subrogación de las trabajadoras en caso de cambio de empresa o concesión administrativa, han agregado.

Han recalcado que en el caso de que sus reivindicaciones no sean recogidas en el convenio, ELA "luchará empresa por empresa", consciente de que la "pelea será dura" en este sector, regulado actualmente por un convenio de cuatro años, cuya vigencia termina en 2008. EFE

cgc/ep