Quantcast

Nórdicos, Rusia y Polonia prestarán a Islandia hasta 3.000 millones dólares

Copenhague, 20 nov (EFE).- El Gobierno islandés anunció hoy que tiene "asegurado" un préstamo de hasta 3.000 millones de dólares concedido de forma conjunta por Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia, Rusia y Polonia.

Los países nórdicos aportarán 2.500 millones, confirmaron en un comunicado conjunto los ministros de Finanzas de estos cuatro países, mientras que Polonia y Rusia aportarán el resto.

El anuncio islandés fue incluido en un comunicado en el que se confirma la aprobación de un préstamo contingente (stand-by) de 2.100 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI), difundida horas antes por este organismo desde Washington.

El préstamo del FMI será usado para apoyar la corona islandesa, que será reflotada "lo antes posible", y se espera que esto ayude a que las transferencias internacionales regresen a la normalidad, según el comunicado.

Las Islas Feroe, bajo soberanía danesa, concederán también otro préstamo de 50 millones de dólares a Islandia.

Las autoridades islandesas calificaron la acción del FMI y del grupo de países como "muy positiva" hacia la estabilidad financiera tras un período de "incertidumbre" y un "paso importante" para la reconstrucción de su economía, devastada por los efectos de la crisis financiera internacional, que colapsó su sistema bancario.

"Gracias al acuerdo con el FMI podemos comenzar nuestro programa de reconstrucción e impulsar nuestra economía", señaló el primer ministro Geir Haarde, quien añadió que el reto ahora era vencer las dificultades y ganarse de nuevo la confianza de otras naciones.

El FMI pondrá de inmediato a disposición del Gobierno de Islandia un total de 827 millones de dólares, mientras que el resto podrá ser utilizado en ocho tramos de unos 155 millones de dólares cada uno en una operación que estará sujeta a revisiones trimestrales.

El acuerdo entre el FMI e Islandia ya había sido cerrado el pasado 28 de octubre, pero se fue demorando su aprobación, que llegó un par de días después de que Reikiavik aceptó hacer frente a los depósitos extranjeros que permanecen congelados en varios de sus bancos, como exigían países como Gran Bretaña y Holanda.

Los bancos centrales de Suecia, Noruega y Dinamarca ya habían aprobado en mayo un crédito extraordinario por valor de 1.500 millones de euros (2.300 millones de dólares) a su homólogo islandés, el Sedlabanki. EFE

alc/umj/vnz