Quantcast

Políticos de seis países cooperarán para preparar nuevo protocolo climático

Fernando Mexía

Los Ángeles (EEUU), 19 nov (EFE).- Líderes regionales de seis países firmaron hoy en California una declaración para cooperar en la lucha contra el cambio climático con la intención de que sirva de base para el futuro acuerdo que reemplazará al Protocolo de Kioto.

El documento quedó rubricado al término de la Cumbre de Gobernadores sobre el Clima Global que se celebró durante dos días en Los Ángeles y que contó con representación mexicana, brasileña, india, canadiense, indonesia, estadounidense y de China, país que solo se adhirió al compromiso como testigo honorario.

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, promotor del evento, apeló al liderazgo que EEUU deberá tomar a partir de ahora en los esfuerzos internacionales para combatir los problemas medioambientales en todo el mundo.

"Tenemos que tomar la responsabilidad como país, Washington tiene que hacerse cargo", comentó Schwarzenegger, quien se mostró confiado de que la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca supondrá un cambio de actitud en la gestión medioambiental del país.

En un vídeo emitido en la sesión inaugural de la cumbre, Obama hizo público su compromiso de adoptar las políticas "verdes" californianas como marco de su plan nacional para reducir la emisión de gases contaminantes.

"Esto es enorme, nos convertirá en un referente mundial y pasaremos de ser alguien que no hacía nada y era un gran contribuyente al calentamiento global a inspirar a otros países a seguir en nuestra dirección", dijo Schwarzenegger.

El gobernador republicano confesó que esperaba que tras la derrota electoral su partido cambiase de actitud con respecto al tema del cambio climático.

Para la gobernadora de Kansas, Kathleen Sebelius, "Washington será ahora un compañero -en cuanto a la lucha contra el cambio climático-".

"Hemos estado haciendo mucho, pero no se ha visto desde fuera porque no hemos tenido una voz nacional", añadió.

Richard Kinley, vicesecretario ejecutivo de las Naciones Unidas encargado de organizar en el 2009 la convención sobre cambio climático de Copenhague, donde se comenzará a trabajar en un nuevo texto que sustituya al Protocolo de Kioto, aplaudió la buena predisposición del presidente electo de Estados Unidos.

"La comunidad internacional está entusiasmada por el papel que tomará EEUU en las negociaciones después de lo anunciado por Obama y creo que esto hará una gran contribución al éxito de Copenhague", dijo Kinley.

La declaración con la que concluyó la cumbre recogió la intención de los firmantes de establecer grupos de trabajo para sugerir posibles políticas medioambientales en sectores como el forestal, agrícola, construcción, energético o transporte.

El objetivo último será elaborar unos documentos que contribuyan a avanzar hacia el próximo acuerdo global sobre el clima, que entrará en vigor cuando expire el Protocolo de Kioto en 2012.

Schwarzenegger defendió la compatibilidad de la protección medioambiental con el desarrollo económico y apeló a mayores inversiones en nuevas tecnologías para la explotación de las fuentes de energía limpia como motor para salir de la crisis financiera.

La delegación brasileña, formada por los gobernadores de los estados de Amazonas, Mato Grosso y Pará, transmitió a los asistentes al foro la importancia de reducir la pobreza para acabar con la deforestación de la selva, clave para frenar el calentamiento global. EFE

fmx/ojl/jrh/tg