Quantcast

Corte se abstiene de investigar a dos congresistas por relación con "paras"

Bogotá, 19 nov (EFE).- La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia retiró hoy a dos congresistas afines al Gobierno del proceso de la "parapolítica", la investigación sobre vínculos de funcionarios del Estado con grupos paramilitares.

El máximo tribunal informó de que su Sala de Casación Penal no halló motivo para abrir una causa formal contra la representante a la Cámara Myriam Paredes Aguirre y el senador Eduardo Enríquez Maya.

Ambos son oriundos del departamento de Nariño, pertenecen al Partido Conservador Colombiano (PCC), afín al Gobierno del presidente Álvaro Uribe, y estaban en un grupo de 70 legisladores que la CSJ ha vinculado con la "parapolítica".

La mitad de los implicados están presos en una cárcel de Bogotá, siete de ellos condenados, mientras que otros seis han sido retirados de este proceso.

En un comunicado divulgado en Bogotá, la CSJ explicó que la Sala Penal "dictó hoy auto inhibitorio" en favor de Paredes y Enríquez, quienes esperaban en libertad a que el alto tribunal informara de si los procesaba o no.

"En la indagación preliminar adelantada la Corte no encontró soporte en los señalamientos que en algún momento se hicieron contra los dos dirigentes de Nariño respecto de posibles vínculos con grupos de autodefensas", agregó la fuente.

El escándalo se derivó de denuncias de vínculos de congresistas y otros funcionarios gubernamentales o estatales con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), organización paramilitar que se disolvió a mediados de 2006 dentro de un proceso de paz con el Gobierno.

Más de 31.000 ultraderechistas dejaron las armas en virtud de este diálogo, abierto en diciembre de 2002 tras la declaración unilateral por las AUC de un cese de hostilidades, por exigencia del Ejecutivo.

El escándalo de la "parapolítica" se desató tras la divulgación de un acuerdo de 2001 en el que una treintena de políticos y el antiguo mando de la organización asumieron el compromiso de "refundar la patria" y "firmar un nuevo pacto social". EFE

jgh/ap/jip