Quantcast

Estado de Ohio ejecuta al asesino de un anticuario

Washington, 19 nov (EFE).- Un hombre que hace 16 años asesinó a puñaladas al dueño de un comercio de antigüedades fue ejecutado hoy en el penal de Lucasville, en estado de Ohio (EEUU).

Fuentes judiciales indicaron que Gregory Bryant-Bey, de 53 años, formuló una declaración final en la que denunció que se le había declarado culpable con pruebas falsas y que nunca recibió ayuda legal competente.

"Mis hermanos se preguntan qué pueden hacer para proteger a sus hijos y amigos para que no se les engañe, se les mienta y se les declare culpables con pruebas invisibles", señaló.

"Tendremos que rezar para que lleven una vida consecuente con la verdad", indicó, en unos momentos en que le era aplicada una inyección en cada uno de sus brazos.

La ejecución se llevó a cabo después de que el Tribunal Supremo de EEUU negara un aplazamiento solicitado por sus abogados para presentar información adicional al gobernador Ted Strickland, quien el martes había rechazado una petición de clemencia.

Bryant-Bey fue declarado culpable de robar y asesinar a Dale Pinkelman en 1992. También había sido declarado culpable del asesinato meses antes de Peter Mihas, dueño de un restaurante en la ciudad de Toledo.

Fue la ejecución número 28 en el estado de Ohio que reanudó la aplicación de la pena de muerte en 1999. EFE

ojl/mla/may