Quantcast

Brasileña Vivo celebra 10 años en Bolsa Nueva York con ánimo seguir creciendo

Nueva York, 19 nov (EFE).- La operadora de telefonía móvil Vivo, la mayor de Brasil, cumplió hoy diez años de cotización en la Bolsa de Nueva York y lo celebró dando la campanada que marca el cierre oficial de Wall Street, donde explicó sus planes de crecimiento para el futuro.

La operadora nacida en 1998 de la fusión de siete compañías, está participada por Telefónica Móviles y Portugal Telecom, es la mayor del hemisferio sur, tiene más de 42 millones de clientes y cuenta con una cuota de mercado del 30% en su país.

Antes del cierre de la sesión, su presidente, Roberto Lima, y su consejero delegado, Ernesto Gardelliano, se reunieron con analistas para explicarles la situación de la firma y sus planes futuros.

Lima aseguró que es poco probable que en el sector brasileño de telefonía móvil vaya a haber grandes fusiones en un futuro próximo, ya que las normas de defensa de la competencia fijan límites sobre la porción de espectro radioeléctrico que cada uno puede tener.

"Si alguna de las cuatro grandes operadoras se fusionan tendrían que renunciar a parte del espectro, por lo que veo difícil nuevas operaciones de consolidación", explicó Lima en la conferencia.

El presidente de Vivo añadió que tanto su compañía como el resto del sector reclama al Gobierno brasileño que se les permita aplazar el pago de impuestos por la reciente compra de licencias de tercera generación de telefonía móvil sin que se les penalice por ello.

La intención de las operadoras es cumplir sus planes de inversión pese al deterioro del mercado crediticio, explicó Lima, quien apuntó también el descontento del sector por los impuestos que gravan la telefonía móvil, pues absorben el 44% de lo que pagan los usuarios.

Sobre sus planes de inversión, Gardelliano aseguró que las decisiones al respecto se tomarán teniendo muy en cuenta las condiciones económicas y la evolución de los ingresos, con el constante objetivo de mantener el liderazgo en el sector.

La operadora acumuló en los nueve primeros meses del año una ganancia de 326,5 millones de reales (148,6 millones de dólares).

Un año antes, había perdido 127,7 millones de reales (58 millones de dólares) y en el mismo período de 2006 más de 869,3 millones de reales (395,1 millones de dólares).

Además, los ingresos de la operadora crecieron un 14,3%, hasta 11.550,8 millones de reales (5.250,4 millones de dólares) y las inversiones un 165,2%, hasta los 2.695,8 millones de reales (1.225,4 millones de dólares), un ritmo que sus directivos querrían mantener. EFE

mgl/emm/jrh