Quantcast

Interpol ordena detención en Panamá de empresario fundador de DMG

Panamá, 19 nov (EFE).- La policía panameña busca hoy al empresario colombiano David Murcia Guzmán, a petición de la oficina de la Policía Internacional (Interpol), al tiempo que el ministerio Público (MP) iniciaba las investigaciones y los trámites para su posible extradición.

Murcia Guzmán, principal directivo de la empresa DMG, intervenida en Colombia el lunes por captar ilegalmente millonarias sumas de dinero con la promesa de cuantiosas ganancias, negocio llamado "pirámide", es buscado en su país junto a otros seis ejecutivos de la firma.

El propio Murcia, de 30 años, declaró el domingo pasado a emisora La W de Bogotá que se encontraba en Panamá y no tenía intenciones de volver a su país, tras negar que DMG sea una empresa ilegal.

La procuradora general de Panamá, Ana Matilde Gómez, confirmó la búsqueda tras la formal denuncia de las autoridades colombianas y de conversar con el fiscal general de Colombia, Mario Iguarán.

Señaló que ha tenido acceso, de manera informal, a una copia del expediente que se le sigue al empresario en Colombia, por lo que sostuvo reuniones con los fiscales responsables del delito financiero para hacer el seguimiento correspondiente.

"Uno de los delitos por el que se busca a Guzmán, la captación irregular masiva de dinero, también está tipificado como un delito grave en Panamá y tiene como pena de 8 a 15 años de prisión", destacó la funcionaria.

Precisó que inmediatamente se logre toda la información necesaria, como prevé la Ley, "procederemos a realizar el proceso de extradición que nos está pidiendo Colombia, además de recabar toda la información que ha salido en los medios sobre el tema en Panamá".

Añadió que también sostuvo conversaciones con los entes rectores financieros, la Superintendencia de Bancos y la Bolsa de Valores, para que envíen al MP toda la documentación sobre las empresas que tiene Guzmán en Panamá, con el objeto de verificar cuáles de estas no están operando de manera regular.

DMG, una comercializadora de productos y servicios, lleva las iniciales de David Murcia Guzmán, un ex ayudante de cámara de 30 años y de origen humilde, que se encuentra en Panamá, donde tiene varias filiales en cuatro ciudades del país desde 2006.

DMG actúa en Panamá por intermedio de las sociedades anónimas Comercializadora Virtual, Diversity Marketing Global e Intelligent Cards Corp., según una investigación del rotativo local La Prensa.

Los directivos de DMG, firma intervenida el pasado lunes por el Gobierno colombiano acusada de recaudar millonarios aportes de forma ilícita, fueron acusados de los delitos de concierto para delinquir, estafa y enriquecimiento ilícito.

Los directivos y abogados de DMG aseguraron ayer en una rueda de prensa en Bogotá que esa firma estaba expandiendo su "modelo de negocios" a otros países vecinos de Colombia y había negociado por 3 millones de dólares la franquicia para establecerse en Panamá.

Un juez colombiano ordenó la captura de Murcia Guzmán, su esposa Giovana Ivette León, su madre Amparo Guzmán de Murcia, William Suárez, Antonio Bastidas, Margarita Pabón y Daniel Ángel Rueda, de los cuales ya fueron aprehendidos estos dos últimos.

Murcia aseguró que su modelo de negocios no es una "pirámide", sino una firma que entrega tarjetas prepagadas con las que se adquieren electrodomésticos y otros productos y servicios.

Mientras tanto, el empresario brasileño Alexandre Ventura Nogueira, quien dijo ser socio de DMG en Panamá, indicó que se pagaron tres millones de dólares por la franquicia para operar en la nación centroamericana. EFE

nes/lbb/lnm