Quantcast

Eléctricas prometen invertir en centrales nucleares para aumentar seguridad

Madrid, 19 nov (EFE).- La Asociación Española de la Industria Eléctrica (UNESA) y el resto de empresas del sector nuclear nacional se han comprometido hoy "a hacer todas las inversiones necesarias para garantizar la seguridad nuclear en nuestro país", según ha explicado a los medios el portavoz del grupo socialista en la ponencia del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Francesc Vallés.

Estas comparecencias se han producido hoy, a puerta cerrada, en la Ponencia encargada de las relaciones con el CSN de la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso, con motivo del informe correspondiente a 2007 del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

A juicio de Vallés, este compromiso es "muy importante" porque "hace unos meses en una reunión con el ministro de Industria, las principales compañías eléctricas españolas anunciaron que no invertirían en seguridad".

Alonso Arias Cañete, presidente de la Asociación Nuclear de Ascó-Vandellós (ANAV), titular de la instalación en la que se produjo un escape de partículas radiactivas en noviembre del pasado año, ha informado de que han presentado alegaciones a la sanción propuesta por el CSN, que podría superar los 20 millones de euros.

En este sentido, Alonso Arias Cañete se ha mostrado descontento con "la cantidad jurídica imputada en el pliego de cargos", que ha considerado "desproporcionada" y ha asegurado que, aunque "sabemos la importancia que tuvo y ha de ser objeto de sanción" se han presentado "alegaciones a todas las faltas".

En el expediente sancionador abierto a Endesa Generación SA, titular de la Central Nuclear de Ascó I, se contempla la comisión de cuatro infracciones graves (una de grado máximo y tres en grado medio) y dos leves, en grado mínimo.

El presidente de ENUSA (Industrias Avanzadas S.A.), José Luis González Martínez, ha informado ante la Ponencia del incidente que tuvo lugar en 2007, cuando un bote de pastillas de uranio apareció fuera de la zona controlada de sus instalaciones en Juzbado (Salamanca).

En relación a este asunto, cuya investigación continúa abierta, González Martínez ha anunciado que están invirtiendo "cerca de 2 millones de euros" en mejoras de "la protección física de la fábrica para que incidentes como éste no vuelvan a ocurrir".

El Almacén Temporal Centralizado (ATC), que acogerá el material radiactivo y combustible gastado de las nucleares, ha sido otro de los temas tratados en la Ponencia.

Vallés ha declarado que, aunque debe ser el Gobierno quien publique la licitación de construcción del ATC, son "importantes" las tareas previas en las que "ya trabajan AMAC (asociación de municipios afectados por centrales nucleares), Enresa y el propio Ministerio" con el propósito de alcanzar "un consenso territorial sobre su emplazamiento".

"Si no se construye una ATC, estamos condenados a tener, al menos en Cataluña, tres ATI (almacén temporal individualizado): uno para los residuos que llegarán de Francia en 2011, otro para los residuos de Vandellós II y otro más para los de Ascó I-II", ha advertido Vallés.

Para el portavoz del grupo socialista, las incidencias detectadas en las centrales nucleares durante 2007 plantean "la necesidad de fomentar la formación y capacitación del personal que trabaja en las centrales".

Así, "en los últimos años, ha desaparecido una cierta especialización, ha aumentado la subcontratación en las nucleares y ha habido una pérdida del 'know how' de aquellos ingenieros que participaron en su construcción y que hoy se están jubilando", ha declarado Vallés.

El primero de los comparecientes, Rafael Vidal, presidente de AMAC, ha afirmado que "hay mucho que hacer respecto a los planes de emergencia" y ha considerado "necesario" el aumento de "la confianza que se genera a través de una comunicación que no existía hace años".

La ponencia precede a la comparecencia de la presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Carmen Martínez Ten, el próximo 26 de noviembre en esta misma comisión. EFE

fcm/br