Quantcast

El Rey alaba el coraje de los empresarios vascos ante el terrorismo

Bilbao, 19 nov (EFE).- El Rey ha aplaudido hoy la "determinación y el coraje con los que el empresariado vasco vienen afrontando, de forma individual y colectiva, las intolerables amenazas y extorsiones del terrorismo" y ha recordado a las víctimas de ETA.

Don Juan Carlos llegó hoy a Bilbao para respaldar a los empresarios vascos y presidir por la mañana el XXV aniversario de la creación de su patronal, que agrupa a 13.000 empresas, y asistir por la tarde en Barakaldo a la presentación de la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia integral.

El primer acto se convirtió en un homenaje a los empresarios vascos que han sufrido, como dijo el Rey, "las intolerables amenazas y extorsiones del terrorismo", que, como explicó el presidente de Confebask, Miguel Lazpiur, ha costado la vida ya a más de 40 industriales.

Las palabras de rechazo hacia los terroristas y la necesidad de hacer frente unidos a la crisis económica fueron los puntos en común de las intervenciones del Rey, el lehendakari, Juan José Ibarretxe; el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán; y el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna.

Lazpiur ha expresado el "firme rechazo" de la patronal a la violencia y el apoyo "con todas sus fuerzas" a todas las víctimas; Díaz Ferrán ha rendido un homenaje a los empresarios vascos ante la "coacción y a la violencia" por abrir cada mañana sus empresas; y el lehendakari ha resaltado la tarea de valientes del colectivo que ha sufrido "la extorsión y la violencia de unos mal nacidos que no hemos sabido resolver y tenemos pendiente".

Don Juan Carlos ha asegurado que ese reconocimiento al empresariado vasco es de España entera; ha transmitido su "emocionado recuerdo" a las víctimas del terrorismo, a sus familias y a todos aquellos que en el ejercicio de sus derechos ven cercenadas sus libertades básicas; y ha renovado su apuesta por la unidad para vencer la barbarie.

El Rey ha elogiado el afán de superación y de sacrificio del empresariado vasco, su trayectoria de reconversión de los sectores tradicionales, su contribución al desarrollo de la tierra vasca y del resto de España, y ha apostado por el esfuerzo de todos para hacer frente a la situación económica mundial actual.

Sobre la crisis, el lehendakari ha mostrado su confianza en los empresarios y ha enviado un mensaje de esperanza porque, según ha recordado, hace 25 años -cuando se fundó Confebask-, Euskadi rozaba un desempleo del 25 por ciento que hoy es cercano al cinco, y el PIB vasco estaba 20 puntos por debajo de la media europea y en el último año se situó en más del 140 por ciento.

A ello ha contribuido, en su opinión, el autogobierno, porque "decidir aquí es progresar", y la apuesta por la "economía real" de los sucesivos gobiernos vascos.

En cuanto a la violencia, Lazpiur ha manifestado que "nadie puede decir" que desde la patronal vasca "no hayamos tratado siempre de aportar nuestro grano de arena para avanzar en la paz"; ha recordado a los empresarios vascos asesinados, amenazados, extorsionados y secuestrados; ha admirado "su resistencia y valor"; y ha señalado que "ninguna víctima puede ser tratada como verdugo".

Se ha mostrado convencido el patrono de que llegara el día en que Euskadi "se vea libre de tan triste anacronismo" y ha añadido que hasta entonces los empresarios vascos seguirán en su puesto.

Díaz Ferrán, quien como Lazpiur y el alcalde ha agradecido el respaldo de la Corona al empresariado, ha indicado que la presencia del lehendakari hoy es un "buen ejemplo" de la voluntad de diálogo entre empresas y gobernantes y agentes sociales, que ha dado excelentes resultados.

Don Juan Carlos, que no ha viajado a Barakaldo desde que era Príncipe, ha almorzado con trabajadores siderúrgicos jubilados antes de presidir la presentación de la citada fundación, creada a partir de los fondos que quedaron, tras el cierre de Altos Hornos de Vizcaya, de la caja de solidaridad que tenían los trabajadores para completar las prestaciones de las bajas.

El Rey ha resaltado los objetivos de esta fundación, que apuesta por la calidad en el trabajo, potenciar las iniciativas solidarias e incentivar la formación de cara a que los jóvenes aprovechen la experiencia de los antiguos trabajadores de la siderurgia, hoy jubilados.

Entre los asistentes han estado los presidentes de Euskadi, Juan José Ibarretxe; del Principado de Asturias, Vicente Alvárez Areces; el vicepresidente de la Generalitat de Valencia, Vicente Rambla; el ex ministro de Trabajo y ex empleado de Altos Hornos, José Luis Corcuera; y el ex presidente del Congreso Manuel Marín; además del presidente de la fundación y ex ministro de Economía con UCD, José Luis Leal. EFE

ct-rbi