Quantcast

EEUU califica de "despreciables" los comentarios del número dos de Al Qaeda

Washington, 19 nov (EFE).- El Departamento de Estado calificó hoy de "despreciables" los comentarios del "número dos" de Al Qaeda, Ayman al Zawahri, quien ha instado a los musulmanes a seguir los atentados contra EEUU y ha criticado al presidente electo, Barack Obama.

Según dijo el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, en su rueda de prensa diaria, el mensaje de Al Zawahri sólo representa "más comentarios despreciables por parte de un terrorista".

Por su parte, el Departamento de Seguridad Nacional indicó que la grabación, el primer comentario de la red terrorista Al Qaeda sobre la elección de Barack Obama, no conlleva ninguna indicación de un posible aumento de una amenaza terrorista contra suelo estadounidense.

En la grabación, colgada en varias páginas de internet islámicas, el jefe de la red terrorista acusa a Obama de ser un "esclavo doméstico" y de haber dado la espalda a las raíces musulmanas de su padre keniano.

"Usted representa lo directamente opuesto a negros estadounidenses honorables como Malcolm X", afirma Al Zawahri en alusión al líder negro musulmán de los años sesenta en EEUU, y reprocha al presidente electo su apoyo a Israel.

"La comunidad musulmana ha recibido con extrema amargura su punto de vista hipócrita sobre Israel", agrega el "número dos" de Al Qaeda, que acusa a Obama de ser hijo de "un padre musulmán pero que ha elegido alinearse con los enemigos de los musulmanes".

El equipo de transición del presidente electo declinó hacer comentarios sobre la grabación.

Estas declaraciones se producen después de que el presidente electo de EEUU destacará durante la campaña electoral "la necesidad de estabilizar Afganistán" y se mostrara convencido de que esto irá acompañado de un incremento del número de militares desplazados a la zona, que en la actualidad superan los 55.000.

El anterior mensaje de Zawahri fue difundido el pasado 8 de septiembre y en él criticaba a las autoridades iraníes por adoptar "políticas de doble rasero" en Oriente Medio. EFE

mv/mla/pdp