Quantcast

Solbes: Gobierno se ha anticipado a recomendación sobre más medidas fiscales

Madrid, 19 nov (EFE).- El vicepresidente económico, Pedro Solbes, aseguró hoy que el Gobierno español ya se ha anticipado al impulso de medidas fiscales que ahora desde los organismos internacionales se recomienda para salir de la crisis.

Solbes compareció a petición propia, del PP y de ERC-IU-ICV, en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados para informar sobre la situación de la economía y de las medidas del Gobierno para reactivarla, así como el empleo, y para proteger los depósitos de los consumidores y comprar activos de los bancos.

El ministro de Economía y Hacienda aseguró que en 2008 el Gobierno inyectará para las familias y las empresas más de 40.000 millones de euros, lo que representa casi el 4 por ciento del PIB, para aliviar el impacto de la crisis.

De esos 40.000 millones, 20.700 millones son a través de medidas fiscales y otros 20.000 millones a través de líneas del ICO y del Tesoro Público.

Por ello, consideró que, a la vista de la magnitud de las actuaciones ya realizadas, el margen fiscal para nuevas iniciativas es "limitado".

En todo caso sostuvo que cualquier otra nueva iniciativa deberá cumplir varios requisitos: ser temporal, estar coordinada a nivel internacional para evitar que se generen desequilibrios macroeconómicos y deben estar dirigidas a atenuar el impacto de la crisis sobre el empleo.

En su intervención, Solbes repasó las otras medidas que el Gobierno ha aprobado desde el inicio de la legislatura para hacer frente a la situación: compra de activos de calidad de los bancos, moratoria de dos años para que los empleados paguen las cuotas de sus hipotecas, la deducción de los 400 euros en el IRPF o la financiación de vivienda protegida.

El portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, achacó al Gobierno la responsabilidad del deterioro de la economía por haber estado dando palos de ciego en materia de política económica, con la adopción de un "trufado" de medidas que calificó de "empanadillas mentales" que no responden a la realidad española.

En su opinión, esa realidad es que el incremento del paro es hoy por hoy una "emergencia nacional" frente a la que sigue improvisando el Gobierno, que además deja que la deuda pública continúe ensanchándose a pesar de las dificultades para financiarla.

Asimismo, advirtió de que el PP no seguirá respaldando las medidas de apoyo al sector financiero adoptadas por el Gobierno, si no se controlan rigurosamente y si siguen sin tener reflejo en la economía real.

Para Josep Sánchez Llibre (CiU) las medidas del Gobierno son "insatisfactorias y nulas", por lo que pidió que se adopten otras, como que el ICO sea banco público donde no lleguen los privados, porque si no las consecuencias serán "hundimiento" de la economía, crecimiento del paro y de la morosidad.

Pedro Azpiazu (PNV) aconsejó al Ejecutivo que utilice sin complejos el déficit para reactivar la economía a través de las inversiones productivas, ya que hay que margen para una política presupuestaria productiva, y reclamó la participación de las comunidades y los ayuntamientos en la gestión de la crisis.

Joan Herrera (IU-ICV) coincidió en la necesidad de que el ICO actúe como banca pública y de que se "tire" del déficit, mientras que su compañero de grupo parlamentario Joan Ridao (ERC) demandó que se dé un "giro social" a la crisis y no se alivie sólo los problemas de la banca. EFE

jmj-mmr/mlr