Quantcast

El gobierno descarta retrasar las elecciones del próximo 18 de diciembre

Nueva Delhi, 19 dic (EFE).- El Gobierno interino de Bangladesh descartó hoy un posible retraso de las elecciones convocadas para el próximo 18 de diciembre, ante la falta de acuerdo al respecto entre los dos principales partidos políticos del país.

En un breve anuncio difundido por la agencia bangladeshí UNB, el Ejecutivo dijo que los partidos no se pusieron de acuerdo sobre la propuesta gubernamental de que los comicios legislativos se celebren el próximo 28 de diciembre, al mismo tiempo que los municipales.

El Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP) que lidera la ex primera ministra Khaleda Zia había anunciado que boicotearía las elecciones si el Gobierno no levantaba el estado de excepción en un plazo de 48 horas, que expiraba hoy.

El BNP también exigió posponer los comicios hasta el retorno de todos los bangladeshíes que han peregrinado a la Meca y la anulación de una disposición que faculta a la Comisión Electoral para eliminar candidaturas contra las que se presenten alegaciones.

El otro gran partido del país, la Liga Awami, encabezado por la también ex primera ministra Sheikh Hasina, rechazó la posibilidad de retrasar las elecciones, aunque estuvo de acuerdo con las otras demandas del BNP.

Hoy mismo, el jefe de la Comisión Electoral, Shamsul Huda, había planteado la posibilidad de celebrar las legislativas y las locales el 28 de diciembre, durante una reunión con el primer ministro interino, Fakhruddin Ahmed.

"Queremos celebrar elecciones con todos los partidos", dijo Huda según UNB.

Bangladesh se encuentra en estado de excepción desde enero de 2007, en una decisión adoptada por el presidente, Iajuddin Ahmed, para contener una ola de violencia política preelectoral entre seguidores de Zia y Hasina.

Tras convocar las elecciones de diciembre, el Gobierno interino ha levantado parcialmente las restricciones que pesaban sobre la actividad de los partidos políticos en el país.

Antes, desarrolló una intensa campaña contra la corrupción que salpicó a varios de los más importantes líderes políticos y empresariales bangladeshíes, como las propias Zía y Hasina, que han pasado meses en prisión. EFE

ja/ib