Quantcast

El Reino Unido recauda 64,3 millones de euros por derechos de emisión de CO2

Londres, 19 nov (EFE).- El Gobierno británico anunció hoy que ha recaudado 54 millones de libras (64,3 millones de euros) en la primera subasta de derechos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) que se celebra en Europa dentro de la II fase del Sistema de Comercio de Emisiones (ETS, por su siglas en inglés) de la UE.

En total, informó el Gobierno, se vendieron cuatro millones de permisos en el marco de un plan que establece los esfuerzos que asumirá cada país para recortar los gases de efecto invernadero y las posibilidades que ofrece el almacenamiento de CO2.

En el marco de la segunda fase del ETS (2008-2012), la UE ha puesto un tope a las emisiones de 12.000 fuentes contaminantes en todo el territorio de la Unión, incluidos los sectores energético y de industria pesada, que son los responsables de cerca de la mitad de la producción de gases de efecto invernadero.

Los grupos de defensa del medio ambiente pidieron que el dinero recaudado se dedique a mejorar la eficiencia energética de industrias y hogares, y ayudar a los países pobres a adaptarse al cambio climático, pero el Ejecutivo británico explicó que no tiene previsto destinar ese dinero a sectores predeterminados.

El secretario de Estado para Energía y Cambio Climático, Mike O'Brien, manifestó que la subasta de hoy "demuestra el continuo liderazgo del Reino Unido en la reducción de las emisiones de CO2 como parte de la lucha contra los peligros del cambio climático".

"La aplicación de la ETS es crucial para mantener lo más bajo posible el coste para la industria y la economía en la lucha contra el cambio climático", añadió O'Brien.

Para el secretario de Estado, la respuesta de las empresas ante esta subasta demuestra "la importancia de utilizar el mercado para reducir las emisiones y crear los incentivos necesarios para el desarrollo de una tecnología poco contaminante".

Las organizaciones Oxfam y World Wild Fund (WWF) pidieron al Gobierno laborista de Gordon Brown que el dinero recaudado, que según sus cálculos sumará 1.600 millones de euros para el año 2012, se invierta en reconvertir el modelo de la economía británica y hacer de su industria un sector menos contaminante.

"Esta batalla no se puede ganar si no encontramos el dinero con el que invertir en soluciones y con el que poner en marcha industrias ecológicas", dijo Keith Allott en nombre de WWF.

El objetivo central, manifestó Tom Delay, director ejecutivo de Carbon Trust, organización creada por el Gobierno británico en respuesta al cambio climático, es "hacerse con una tecnología no contaminante que nos ayude a reducir nuestras emisiones de dióxido de carbono en un 80 por ciento para el año 2050". EFE

fpb/cbm