Quantcast

El fiscal se querella contra la esposa del dueño de Contsa por fraude en IRPF

Sevilla, 19 nov (EFE).- La Fiscalía de Sevilla ha presentado una nueva querella contra la esposa del dueño de la inmobiliaria Contsa por un presunto delito fiscal en sus declaraciones del IRPF, denuncia que se une a las que ya pesan contra ella por la presunta estafa a 1.653 inversores.

Fuentes judiciales han informado hoy a Efe de que la nueva denuncia ha correspondido al juzgado de instrucción 8 de Sevilla, que ha citado a M.L.B.D. a declarar como imputada el próximo 1 de diciembre.

Esta denuncia se va a tramitar de forma separada a la que presentó la Fiscalía Anticorrupción contra la imputada por su colaboración en la presunta estafa piramidal y delito societario que se imputan a su marido, y en virtud de la cual declarará el viernes ante la juez de instrucción 17 de Sevilla, han añadido las fuentes.

Contsa se encuentra en suspensión de pagos desde febrero pasado y el dueño de la empresa, José Salas Burzón, cumple prisión incondicional desde el 3 de octubre por presuntos delitos de estafa, apropiación indebida, falsedad y delito societario.

La empresa captaba a pequeños ahorradores con la promesa de intereses de hasta el 40 por ciento y el informe de los administradores nombrados por el Juzgado de lo Mercantil recoge un déficit de 86 millones de euros entre el activo de 28,4 millones y el pasivo de 115,2 millones.

M.L.B.D. debe declarar el viernes por la presunta estafa, en una declaración que quedó aplazada el 31 de octubre pues la víspera llevó a cabo una ingesta masiva de medicamentos, en un intento de suicidio, que obligó a hospitalizarla, según el informe emitido entonces por el forense de los juzgados.

Los administradores judiciales han declarado durante dos jornadas como testigos ante la juez que tramita la denuncia penal y han asegurado que Contsa tenía una estructura piramidal de reparto de beneficios que resultaba "imposible de mantener" con su escaso volumen de negocio.

Los tres administradores confirmaron además en todos sus extremos el informe en el que denunciaron varias prácticas ilegales de la inmobiliaria. EFE

aga/ja/prb