Quantcast

Jefe de Junta Militar reitera su intención de combatir contra la mala gestión

Nuakchot, 19 nov (EFE).- El general Mohamed Uld Abdel Aziz, presidente del Alto Consejo de Estado en Mauritania, reiteró hoy su intención de proseguir el combate contra el "desorden en la gestión", tras la detención de antiguos responsables en la administración.

Los detenidos son varios responsables de la sociedad Air Mauritanie y de la administración que gestiona el Programa Especial de Intervención (PSI), nombrados por el depuesto presidente Sidi Mohamed Uld Cheij Abdalahi, para reducir el impacto de la subida de los precios de los productos de primera necesidad.

En declaraciones a la prensa durante una visita a un barrio de Nuakchot, Abdel Aziz, que asumió el poder tras el golpe de Estado del pasado 6 de agosto, añadió que "los bienes del Estado son propiedad del pueblo y no deben ser por lo tanto objeto de malversación por parte de algunas personas".

Con respecto a la cuestión de Air Mauritanie, el jefe de Estado precisó que "500 familias perdieron su fuente de ingresos y se vieron en la calle debido a la práctica de sólo tres o cuatro personas".

En el caso del PSI, el general dijo que el Estado gastó en 2008 varios miles de millones de uguiyas (moneda local) para hacer frente a la sequía y a la subida de los precios, y es necesario saber con exactitud hacia dónde fueron estos fondos.

Abdel Aziz prometió también en sus declaraciones la distribución a la población de parcelas de terreno.

La policía económica mauritana investiga actualmente los casos de Air Mauritanie y del PSI.

El Frente Nacional para la Defensa de la Democracia (FNDD), opositor al golpe de Estado, criticó esta misma semana las detenciones, que consideró "selectivas" y destinadas a perjudicar a la oposición. EFE

mo-hm/er/rml