Quantcast

Bono lamenta polémica y subraya que no había intención de incomodar a nadie

Madrid, 19 nov (EFE).- El presidente del Congreso, José Bono, ha lamentado hoy la polémica que ha suscitado la decisión de la Mesa -ahora anulada- de colocar una placa en recuerdo de la monja Santa Maravillas de Jesús, y ha subrayado que con aquel acuerdo no había ninguna intención de ofender o incomodar a nadie.

Tras casi una hora de deliberaciones de la Mesa de la Cámara, que Bono ha convocado para hoy con carácter urgente para abordar este asunto, ha explicado que todos los miembros de derecho han acordado por unanimidad no proceder a instalar una placa en el edificio parlamentario donde estuvo la casa natal de la monja madrileña.

Según ha recalcado Bono, en el acuerdo anterior del día 4 se hizo constar "de manera expresa" en acta que no se pretendía hacer un reconocimiento de confesionalidad religiosa.

No se quiso incomodar a nadie, ni molestar a nadie, ha sostenido Bono, porque el acuerdo se condicionó a que se lograra un consenso, incluso hasta en el tenor literal de la placa que hubiera de ponerse.

A su juicio, "es evidente que ese consenso no se produce, es público y notorio", por lo que la Mesa ha declarado que no va a proceder a instalar la placa porque falta la condición de consenso que han juzgado que es necesaria.

"Las decisiones de la Mesa y las decisiones del presidente pueden ser erróneas, singularmente las mías, pero desde luego no están cargadas de mala intención contra nadie, sea cuales sean sus ideas, para molestar", ha añadido.

Y es que, en el ámbito de los reconocimientos personales, su opinión es que debe intentarse "siempre" no molestar y que puedan ser asumidos con carácter general.

Personalmente, ha reconocido que no le duelen prendas en decir que lamenta que alguien haya entendido que el acuerdo iba dirigido a ofender un sentimiento religioso o la ausencia del mismo o una militancia laica.

"No se quiso hacer así y la mejor manera es proclamarlo con claridad", ha concluido.

La decisión de instalar esa placa había sido rechazada por el grupo de ERC-IU-ICV, que había pedido oficialmente la revocación de la misma, y por el PSOE, que confiaba en que finalmente no se llevara a la práctica. EFE

ess/mlb