Quantcast

El Rey aplaude el coraje de los empresarios vascos ante la extorsión

Bilbao, 19 nov (EFE).- El Rey ha aplaudido hoy la "determinación y el coraje con los que el empresariado vasco vienen afrontando, de forma individual y colectiva, las intolerables amenazas y extorsiones del terrorismo" y ha recordado a las víctimas de la barbarie.

Don Juan Carlos, acompañado por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, los presidentes de la patronal vasca, Miguel Lazpiur, y de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, ha presidido la celebración del XXV aniversario de la fundación de Confebask -que aglutina a más de 13.000 empresas-, celebrada en el Palacio Euskalduna de la capital vizcaína.

Lazpiur ha expresado el "firme rechazo" de la patronal a la violencia y el apoyo "con todas sus fuerzas" a todas las víctimas; Díaz Ferrán ha rendido un homenaje a los empresarios vascos ante la "coacción y a la violencia" por abrir cada mañana sus empresas; y el lehendakari ha resaltado la tarea de valientes del colectivo que ha sufrido "la extorsión y la violencia de unos mal nacidos que no hemos sabido resolver y tenemos pendiente".

Don Juan Carlos ha asegurado que ese reconocimiento al empresariado vasco es de España entera; ha transmitido su "emocionado recuerdo" a las víctimas del terrorismo, a sus familias y a todos aquellos que en el ejercicio de sus derechos ven cercenadas sus libertades básicas; y ha renovado su apuesta por la unidad para vencer la barbarie.

El Rey ha elogiado el afán de superación y de sacrificio del empresariado vasco, su trayectoria de reconversión de los sectores tradicionales, su contribución al desarrollo de la tierra vasca y del resto de España, y ha apostado por el esfuerzo de todos para hacer frente a la situación económica mundial actual.

Sobre la crisis, el lehendakari ha mostrado su confianza en los empresarios y ha enviado un mensaje de esperanza porque, según ha recordado, hace 25 años -cuando se fundó Confebask-, Euskadi rozaba un desempleo del 25 por ciento que hoy es cercano al cinco, y el PIB vasco estaba 20 puntos por debajo de la media europea y en el último año se situó en más del 140 por ciento.

Ha valorado Ibarretxe el papel de "aliado estratégico" con las administraciones de la Confederación Empresarial Vasca para lograr desarrollo y bienestar en Euskadi.

A ello ha contribuido, en su opinión, el autogobierno, porque "decidir aquí es progresar", y la apuesta por la "economía real" de los sucesivos gobiernos vascos.

Lazpiur ha hablado también de la crisis y de la firme voluntad de la patronal de hacer "todo lo preciso" para superarla y ha dicho que, aunque en Euskadi el impacto hasta ahora es menor, habrá que tomar mediadas de "calado".

En cuanto a la violencia, Lazpiur ha manifestado que "nadie puede decir" que desde la patronal vasca "no hayamos tratado siempre de aportar nuestro grano de arena para avanzar en la paz"; ha recordado a los empresarios vascos asesinados, amenazados, extorsionados y secuestrados; ha admirado "su resistencia y valor"; y ha señalado que "ninguna víctima puede ser tratada como verdugo".

Se ha mostrado convencido el patrono de que llegara el día en que Euskadi "se vea libre de tan triste anacronismo" y ha añadido que hasta entonces los empresarios vascos seguirán en su puesto.

Díaz Ferrán, quien como Lazpiur y el alcalde ha agradecido el respaldo de la Corona al empresariado, ha indicado que la presencia del lehendakari hoy es un "buen ejemplo" de la voluntad de diálogo entre empresas y gobernantes y agentes sociales, que ha dado excelentes resultados.

Don Juan Carlos ha sido recibido a su llegada a Bilbao con el tradicional baile vasco de bienvenida, el "Aurresku".

Ha faltado a la cita el consejero vasco de Empleo, Joseba Azkarraga, por haber rechazado el tener que acreditarse con el DNI. EFE

ct/cc